Saltar al contenido

Verduras para niños: 9 recetas que harán que pidan más

  • Cocina
Bocadillos de verdura para niños

¿Estás cansado de luchar para que los niños de la casa coman verduras? Como padres, todos conocemos la lucha que supone asegurarse de que nuestros hijos reciben los nutrientes que necesitan y, al mismo tiempo, asegurarse de que disfrutan de lo que comen. Pero no temas, porque hemos reunido 10 deliciosas recetas de verduras para niños con las que seguro que pedirán repetir.

Desde delicias de brócoli con queso hasta bocaditos de pizza de calabacín, estas recetas de verdura para niños no sólo son sabrosas, sino que también están repletas de vitaminas y minerales esenciales. Así que despídete de las batallas en la mesa y da la bienvenida a niños felices y sanos. Sumerjámonos y descubramos estas deliciosas recetas que harán que tus hijos te pidan más verdura, ¡por favor!

Consejos para hacer que las verduras sean más atractivas para los niños

Antes de entrar de lleno en las recetas, hablemos de algunos consejos para conseguir que tus hijos coman verdura. Aquí tienes algunas ideas para hacer que las verduras sean más atractivas para los niños:

  1. Involúcralos.
    Es más probable que los niños prueben nuevos alimentos si participan en el proceso. Deja que te ayuden a elegir las verduras en el supermercado o en el mercado. También pueden ayudar a lavar y cortar las verduras, e incluso a cocinarlas.
  2. Hazlo divertido
    La presentación lo es todo. Corta las verduras en formas divertidas o colócalas en el plato con un diseño colorido y atractivo. También puedes hacer brochetas de verduras o dejar que tus hijos las mojen en una deliciosa salsa.
  3. A escondidas
    Si tu hijo se resiste a comer verduras, prueba a introducirlas a escondidas en otros alimentos. Por ejemplo, puedes añadir purés de verduras a salsas, batidos y productos horneados. Los niños ni se enterarán de que están ahí.
Bocaditos de brécol con queso

Receta 1: Bocaditos de brécol con queso

Estos bocaditos de brócoli con queso son perfectos como tentempié para después del colegio o como guarnición en la cena. Son crujientes por fuera y cremosos por dentro, y el queso los hace irresistibles para los niños.

Ingredientes

2 tazas de brócoli picado
1 taza de queso cheddar rallado
1/2 taza de pan rallado
1/4 taza de queso parmesano rallado
1 huevo
Sal y pimienta al gusto
Aceite de oliva

Instrucciones

Precalentar el horno a 400 grados F.
Cuece el brócoli al vapor hasta que esté tierno, luego escúrrelo y déjalo enfriar.
En un bol, mezclar el brócoli, el queso cheddar, el pan rallado, el queso parmesano, el huevo, la sal y la pimienta.
Mezclar todo hasta que esté bien combinado.
Formar la mezcla de las verduras en pequeñas bolas que puedan comer fácilmente los niños y colocarlas en una bandeja para hornear.
Rociar las bolas con aceite de oliva y hornear durante 20-25 minutos, o hasta que estén doradas y crujientes.
Servir inmediatamente y disfrutar.

Patatas fritas de boniato

Receta 2: Patatas fritas de boniato

A los niños les encantan las patatas fritas, pero no siempre son la opción más sana. Estas patatas fritas de boniato son una gran alternativa porque están repletas de vitaminas y minerales, y son igual de deliciosas que las patatas fritas normales.

Ingredientes

2 boniatos grandes
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharadita de ajo en polvo
Sal y pimienta al gusto

Instrucciones

Precalentar el horno a 400 grados F.
Pelar los boniatos y cortarlos en finas patatas fritas.
En un bol, mezclar las batatas fritas con aceite de oliva, ajo en polvo, sal y pimienta.
Colocar las patatas fritas en una sola capa en una bandeja para hornear.
Hornear durante 20-25 minutos, o hasta que las patatas estén crujientes y doradas.
Servir inmediatamente a los niños y disfrutar.

Caparazones de pizza de calabacín

Receta 3: Caparazones de pizza de calabacín

La pizza siempre es un éxito entre los niños, pero no siempre es la opción más sana. Estas conchas de pizza de calabacín son una alternativa estupenda porque son bajas en carbohidratos, no contienen gluten y están repletas de verduras.

Ingredientes

2 calabacines grandes
Aceite de oliva
Sal y pimienta al gusto
Salsa para pizza
Queso mozzarella rallado
Ingredientes de su elección (salchichón, champiñones, cebolla, etc.)

Instrucciones

Precalentar el horno a 375 grados F.
Cortar los calabacines a lo largo en tiras finas.
Pincelar las tiras de calabacín con aceite de oliva y espolvorear con sal y pimienta.
Colocar las tiras de calabacín en una bandeja de horno y hornear durante 10-15 minutos, o hasta que estén ligeramente blandas.
Retira los calabacines del horno y cubre cada tira con salsa para pizza, queso mozzarella rallado y los ingredientes que desees.
Vuelva a introducir los calabacines en el horno y hornee durante 10-15 minutos más, o hasta que el queso esté fundido y burbujeante.
Servir inmediatamente y disfrutar.

Brochetas de verduras arco iris

Receta 4: Brochetas de verduras arco iris

Estas coloridas brochetas de verduras no sólo son deliciosas, sino que también son una forma divertida de hacer que tus hijos coman verduras. Puedes personalizarlas con las verduras favoritas de tus hijos, y son perfectas para una barbacoa de verano o una cena familiar.

Ingredientes

1 pimiento rojo
1 pimiento naranja
1 pimiento amarillo
1 calabacín
1 calabaza amarilla
1 cebolla roja
Sal y pimienta al gusto
Aceite de oliva

Instrucciones

Precalentar la parrilla a fuego medio.
Cortar los pimientos, el calabacín, la calabaza amarilla y la cebolla roja en trozos del tamaño de un bocado pequeño, según la edad de los niños.
Ensarta las verduras en las brochetas, alternando los colores.
Unta las brochetas con aceite de oliva y salpimienta.
Ase las brochetas entre 8 y 10 minutos, o hasta que las verduras estén tiernas y ligeramente carbonizadas.
Servir inmediatamente y ¡a disfrutar!

Pollo relleno de espinacas y queso feta

Receta 5: Pollo relleno de espinacas y queso feta

Este plato de pollo no sólo es sano, sino que también está repleto de sabor. El relleno de espinacas y queso feta le da un toque delicioso a un plato que de otro modo sería sencillo.

Ingredientes

4 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel
Sal y pimienta al gusto
2 cucharadas de aceite de oliva
2 tazas de espinacas frescas
1/2 taza de queso feta desmenuzado
1/4 taza de tomates secos picados
1 diente de ajo picado

Instrucciones

Precalentar el horno a 375 grados F.
Sazonar las pechugas de pollo con sal y pimienta.
En una sartén, calentar el aceite de oliva a fuego medio.
Añade a la sartén las espinacas, el queso feta, los tomates secos y el ajo.
Cocinar la mezcla hasta que las espinacas se marchiten y el queso se derrita, removiendo de vez en cuando.
Corta un bolsillo en cada pechuga de pollo y rellénalo con la mezcla de espinacas y queso feta.
Colocar las pechugas de pollo en una bandeja de horno y hornear durante 25-30 minutos, o hasta que el pollo esté bien cocido.
Servir inmediatamente y disfrutar.

Quesadillas vegetarianas

Receta 6: Quesadillas vegetarianas

Estas quesadillas vegetarianas están repletas de verduras y sabor, lo que las convierte en una gran opción para una cena rápida y fácil para los niños.

Ingredientes

4 tortillas de harina grandes
1 lata de frijoles negros, escurridos y enjuagados
1 pimiento rojo picado
1/2 taza de maíz
1/2 taza de queso cheddar rallado
1/2 taza de salsa
1 aguacate cortado en dados

Instrucciones

Precalentar una sartén a fuego medio.
Coloca una tortilla plana en la sartén y añade una capa de frijoles negros, pimiento rojo, maíz y queso cheddar.
Cubre las verduras con otra tortilla y presiona suavemente.
Cocine la quesadilla durante 2-3 minutos por cada lado, o hasta que el queso se derrita y la tortilla esté crujiente.
Repite la operación con el resto de ingredientes.
Cortar las quesadillas en cuñas y servir con salsa y aguacate en dados.
¡Que aproveche!

Macarrones con queso y calabaza

Receta 7: Macarrones con queso y calabaza

Esta receta de macarrones con queso es un giro saludable de un clásico favorito. La calabaza aporta una textura cremosa y nutrientes adicionales.

Ingredientes

Medio kilo de macarrones
1 lata (450 gr) de puré de calabaza
1 taza de leche
2 cucharadas de mantequilla
2 tazas de queso cheddar rallado
Sal y pimienta al gusto

Instrucciones

Cocer los macarrones según las instrucciones del paquete.
En un cazo, calentar el puré de calabaza, la leche y la mantequilla a fuego medio.
Añadir el queso cheddar al cazo y remover hasta que el queso se derrita y la salsa esté suave.
Sazonar la salsa con sal y pimienta al gusto.
Mezclar los macarrones cocidos con la salsa de queso y calabaza.
Servir inmediatamente y ¡a disfrutar!

Pasta con verduras asadas

Receta 8: Pasta con verduras asadas

Esta pasta de verduras asadas es una forma estupenda de aprovechar cualquier verdura que tengas a mano. Está repleta de sabor y nutrientes, y es una gran opción para una cena rápida y fácil.

Ingredientes

Medio kilo de pasta
2 tazas de verduras picadas (calabacín, pimientos, champiñones, etc.)
2 cucharadas de aceite de oliva
1/4 taza de queso parmesano rallado
Sal y pimienta al gusto

Instrucciones

Precalentar el horno a 400 grados F.
Cocer la pasta según las instrucciones del paquete.
Mezcle las verduras picadas con aceite de oliva, sal y pimienta.
Extiende las verduras en una sola capa sobre una bandeja de horno.
Asar las verduras en el horno durante 20-25 minutos, o hasta que estén tiernas y ligeramente carbonizadas.
Mezclar la pasta cocida con las verduras asadas y el queso parmesano.
Servir inmediatamente a los niños y ¡a disfrutar!

Salsa de tomate y verduras para pasta a escondidas de los niños

Receta 9: Salsa de tomate y verduras para pasta a escondidas

Esta salsa de tomate con verduras a escondidas es una forma estupenda de hacer que tus hijos coman verdura sin darse cuenta. Está repleta de nutrientes y sabor, y es una gran opción para una cena rápida y fácil.

Ingredientes

400 gramos de tomates cortados en dados
1/2 taza de zanahorias ralladas
1/2 taza de calabacín rallado
2 dientes de ajo picados
1/2 taza de cebolla picada
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta al gusto

Instrucciones

En una cacerola, calentar el aceite de oliva a fuego medio.
Añadir la cebolla y el ajo picados a la cacerola y cocinar hasta que la cebolla esté translúcida.
Añadir a la cacerola los tomates cortados en dados, las zanahorias ralladas, el calabacín rallado, la sal y la pimienta.
Cocer la salsa durante 10-15 minutos, o hasta que las verduras estén tiernas y la salsa espesa y sabrosa.
Servir la salsa sobre la pasta y ¡a disfrutar!

Conclusión

Conseguir que tus hijos coman verdura de calidad no tiene por qué ser una lucha. Con estas 10 deliciosas y nutritivas recetas vegetarianas, puedes hacer que la hora de la comida de los niños sea divertida y agradable para toda la familia. Desde bocaditos de brócoli hasta pasta con verduras asadas, estas recetas seguro que harán que tus hijos te pidan repetir. ¿Por qué no las pruebas y compruebas lo fácil que es hacer que tus hijos coman verdura?

Etiquetas: