in

Últimos tratamientos contra el cáncer: el futuro

Últimos tratamientos contra el cáncer

Aunque ya hemos hablado de si podremos curar el cáncer ahora nos centraremos en los últimos tratamientos contra el cáncer y en futuro de la lucha contra esta enfermedad.

El sistema inmune, en particular la «infantería» conocida como células T “asesinas” (T CD8+), son capaces de detectar células cancerosas. Lo hacen a través del examen de pequeños fragmentos de proteínas presentados en proteínas más grandes llamadas MHC en la superficie de las células. Casi todas las células tienen estas moléculas de MHC y actúan como una forma de entender lo que está sucediendo en la célula en ese momento.

A pesar de estas moléculas, las células cancerosas son capaces de «esconderse a la vista» de las células T asesinas. Entre los últimos tratamientos contra el cáncer están los centrados en la investigación cómo hacen esto las células cancerosas. Y en cómo invertir este proceso o reeducar a las células T asesinas para poder «ver» las células cancerosas a través del cambio de lo que las moléculas de MHC les muestran.

¿Por qué el sistema inmunitario no puede simplemente matar las células cancerosas por sí solo?

En muchos casos, el sistema inmunitario mata a las células cancerosas en una etapa temprana del desarrollo sin que lo sepamos. Sin embargo, las células cancerosas ‘evolucionan’ para ocultarse y evitar que el sistema inmunitario las encuentre y las ataque. Además, las células cancerosas son capaces de promover un ambiente que suprime la respuesta inmune, impidiendo así que funcione correctamente.

¿Cómo ayuda la inmunoterapia en los últimos tratamientos contra el cáncer?

La inmunoterapia funciona de muchas maneras, pero hay dos métodos principales por los cuales puede ayudar.

  1. El primero es atacar las moléculas que las células cancerosas tienen en la superficie celular utilizando proteínas llamadas anticuerpos. Éstos son específicos y una vez ligados a las moléculas sirven para destacar las células cancerosas apuntadas al sistema inmune. Esto permite que sean identificados, atacados y destruidos.
  2. El segundo método es apuntar a las células T asesinas. Las células cancerosas son capaces de frenar a las células T asesinas para evitar que funcionen correctamente. Ocurre porque las células cancerosas entregan una señal negativa, inhibitoria a estas células con la interacción. Estas señales se producen a través de una serie de moléculas diferentes que se pueden bloquear mediante anticuerpos. El bloqueo de estas interacciones previene las señales negativas y permite que las células T asesinas funcionen normalmente y maten a las células cancerosas.

¿Qué hay que hacer a continuación para mejorar la inmunoterapia?

Actualmente las terapias que se utilizan son herramientas relativamente contundentes y no son efectivas en muchas personas. Para ser efectivos con los últimos tratamientos contra el cáncer necesitamos entender cómo el cáncer bloquea el sistema inmune con mayor detalle.

Esto nos da una mejor apreciación de los procesos involucrados en permitir que las células cancerosas evadan el sistema inmune y también nos permiten identificar nuevas moléculas a las que apuntar. Hay muchas investigaciones nuevas que buscan combinar las inmunoterapias actuales para mejorar su éxito.

En los ensayos están funcionando mucho mejor. Sin embargo, una desventaja importante de muchas de estas combinaciones es un aumento en los efectos secundarios que deben abordarse.

¿Los últimos tratamientos contra el cáncer nos acercan más a la «cura»?

Cura del cáncer

Es probable que haya una cura efectiva para una serie de cánceres en el futuro. Nuestra mayor comprensión de los aspectos moleculares de un cáncer, y cómo utilizar el sistema inmunológico de manera más efectiva para matar el cáncer, aumentará en gran medida los posibles tratamientos y mejorará su eficacia. Permitirá un abordaje mucho más personalizado del tratamiento basado en las características moleculares del cáncer.

Estos avances significarán que muchos cánceres pasarán de ser una enfermedad relativamente a corto plazo a una enfermedad crónica, donde los pacientes son tratados como y cuando surge el cáncer. Permitirá que muchas personas vivan una vida útil normal.

La enfermería de investigación

Lo que los últimos tratamientos contra el cáncer nos revelan es que la enfermería de investigación es una parte fundamental del proceso. La enfermería de investigación es interesante porque trabaja con nuevos tratamientos.

Es un proceso de recopilación de datos, que luego se analizan para ver si este nuevo tratamiento es o no comparativamente mejor que el que tenemos actualmente. Podría ser que funcione mejor, o podría ser que no funcione mejor, pero no tiene tantos efectos secundarios nocivos. O tal vez, en lugar de darlo a través de vena de alguien, podrían ser capaces de tomarlo en forma de pastilla.

¿Por qué los tratamientos tienen que pasar por ensayos?

No puedes simplemente dar algo de un laboratorio porque no sabes cómo funciona. Incluso si ha funcionado en un modelo animal, no sabes cómo va a funcionar en un ser humano. Todo tiene que ser probado para asegurarse de que es seguro.

El objetivo de la investigación es que se basa en la evidencia. Los laboratorios crearán tratamientos contra el cáncer, y lo probarán en una línea celular y en un modelo animal, pero es muy diferente a cómo podría funcionar en humanos.

¿Qué cambios se observan en los últimos tratamientos contra el cáncer?

Los científicos tienen ahora mucha más comprensión de las complejidades de las células. Antes, solía haber un término general para varios tipos diferentes de cáncer. Ahora es algo mucho más matizado y esto es sólo la punta del iceberg.

Ha habido ciertos medicamentos que ya han logrado salvar a muchos pacientes. Hace cinco o diez años, sabías con un diagnóstico el pronóstico no era bueno, y sin embargo ahora hay pacientes con exactamente el mismo tipo de enfermedad que se encuentran perfectamente.

¿Alguna vez habrá una cura para el cáncer?

A pesar del positivista que nos generan los últimos tratamientos contra el cáncer es muy difícil decir que va a haber una sola cura para el cáncer. El problema es que el cáncer es un término muy general. Existen muchos tipos diferentes de células en un cuerpo, y el cáncer puede afectar a diferentes tipos de células de diferentes maneras.

Pero el cambio en las tasas de supervivencia en los últimos diez o 15 años ha sido enorme. En los próximos 10 o 15 años van a ver grandes avances que van a marcar grandes diferencias. Todavía no tenemos una cura para el cáncer, pero más personas sobrevivirán al cáncer y su calidad de vida mejorará con su tratamiento, y creo que eso continuará.

Una bruja

Una bruja invade tu jardín en Halloween: decoración exterior

Plantas ornamentales

¿Y si las plantas ornamentales fueran comestibles?