in

Televisor Samsung serie 9 8K de 75 pulgadas: TV QN900A Neo QLED

Televisor Samsung serie 9 8K de 75 pulgadas (2021)

Tú (o yo) y el televisor Samsung serie 9 8K de 75 pulgadas QN900A Neo QLED sois la pareja perfecta, ni lo dudes. Chocolate y mantequilla de cacahuete… cerveza y patatas fritas… sueño y domingos… algunas cosas son socios perfectos, ya sea que fueron diseñados de esa manera o no. Samsung ha logrado crear una combinación ganadora con este televisor QE75QN900A 8K.

Es caro, ya te lo digo previamente a que te enamores perdidamente. Este modelo es una versión de 75 pulgadas de la tercera generación de televisores 8K de Samsung. Pero es el primero en estar respaldado por un sistema de iluminación Mini LED en lugar de la configuración LED estándar.

Como su nombre indica, los Mini LED son mucho más pequeños que los LED estándar y se cuentan por miles, en lugar de cientos, en el panel de su televisor.

Por supuesto, esta actualización es algo más que la miniaturización. Además de LED ofrecen el potencial para un control de retroiluminación más granular, para aumentar el contraste y la complejidad de cada momento en pantalla. Combina eso con la mayor densidad de píxeles que ofrece el 8K y este podría ser un televisor realmente nítido. Además de impactante y, sin embargo, increíblemente natural. Hasta el infinito y más allá con este televisor Samsung serie 9 8K de 75 pulgadas.

El precio… el punto flaco

En el momento de escribir, el Samsung QE75QN900A tiene un precio de unos 6.000 euros. Pero incluso este comienzo en su ciclo de vida, ha habido algunas caídas de precios significativas. Dependiendo de las pulgadas lo puedes encontrar desde 4.000 euros el de 65 a 15.000 euros el de 85K.

Televisor Samsung serie 9 8K de 75 pulgadas (2021)

El QE75QN900A sigue el mismo diseño que los televisores Samsung 8K del año 2020. La pantalla infinita trae un impresionante panel de vidrio de borde a borde, envuelto en un borde de matriz metálica de aspecto elegante. El bisel de 0,8 mm significa que la imagen llega hasta el borde prácticamente sin búfer negro. Es como si todo el televisor fuera una imagen de borde a borde.

Samsung ha adoptado el nombre infinito para describir el grosor de este televisor 8K Neo QLED. Tiene el mismo grosor de 16 mm, sin protuberancias en la parte trasera. Eso es raro y notablemente agradable a la vista. Si eliges montar este televisor en la pared (se incluye un marco en la caja), no habrá un problema con las vistas laterales antiestéticas. Este llamado Infinity One Design significa que se ve muy bien desde todos los ángulos.

La brillante caja One Connect se incluye con este televisor. Lo que significa que solo necesitarás un pequeño cable que se establece entre el televisor y la caja con todos sus HDMIs y otros cables que se arman en el One Connect en su lugar. El One Connect de este año se ha aplanado y ahora se puede montar cuidadosamente en la parte trasera del soporte metálico de un solo zócalo en forma de C del QE75QN900A.

Sin embargo, es en el interior donde encontrarás los cambios reales. Este es el primer televisor Samsung serie 9 8K de 75 pulgadas, que combina esa colección ajustada de LED y píxeles. Los pequeños LED se agrupan en miles de zonas de atenuación para crear una pantalla de 4000 nit cuidadosamente controlable. Suministra más de 33 millones de píxeles con tanto cuidado de sombreado y contraste como Samsung puede reunir.

Conjunto de características enriquecidas

Al frente de esta orquesta se encuentra el Neo Quantum Processor 8K, que utiliza lo que Samsung llama ‘Deep Learning’ y múltiples ‘redes neuronales’, así como bases de datos de imágenes y otros algoritmos de imágenes, en lo que la compañía afirma que es su mejor reconocimiento de objetos.

También hay procesos mejorados de nitidez y recuperación de detalles, que serán clave para el rendimiento del televisor, dado que la escasez de contenido 8K significa que la mayoría del material de origen tendrá que ser mejorado para llenar la pantalla.

Otra actualización pequeña pero significativa al mejor televisor Samsung 8K de este año es el Solar One Remote. Esto se ha vuelto negro de plata y no hay opciones de batería extraíble ya que ahora se puede cargar por energía solar, así como un puerto USB C en su borde inferior. La batería dura mucho tiempo.

Samsung tiene uno de los mejores sistemas operativos de TV en Tizen y, como tal, solo necesita hacer ajustes menores cada año. Google Duo ha llegado para videollamadas y ahora hay una aplicación Smart Trainer para ir con la plataforma Samsung Health, para aportar comentarios sobre las sesiones de entrenamiento en casa.

Súmale una selección de tres asistentes de voz inteligentes (Bixby, Google Assistant y Alexa) y la plataforma Samsung SmartThings, que conecta este televisor Samsung serie 9 8K de 75 pulgadas a todos el resto de sus dispositivos inteligentes compatibles. Todo ello hace que la experiencia sea bastante conectada.

Televisor Samsung 8K QN900A

Funciones y opciones del televisor Samsung serie 9 8K de 75 pulgadas

Sin embargo, disfrutamos aún más de la función Multi-View. Multi-View 2.0 divide la pantalla en dos paneles donde se puede disfrutar de dos fuentes diferentes, incluyendo TV en vivo o una consola de juegos, simultáneamente en 4K. Sin embargo, hay límites: una de las fuentes debe ser una aplicación o desde tu móvil, y no hay mucho soporte en este momento.

Las opciones notables incluyen YouTube y BBC Sport, que podrían ser útiles si una persona en su hogar quiere ver un partido o hacer un entrenamiento, mientras que la otra quiere atrapar Love Island. En la tienda de favoritos se pueden almacenar y se puede tener acceso directo a ellos.

Aparte de compartir la pantalla, los jugadores también tienen mucho apoyo. Hay ALLM (modo de baja latencia automática), la tecnología antipantalla Freesync Premium Pro certificada por HDR de AMD y soporte de frecuencia de actualización dinámica a través de ‘Motion Xcelerator Turbo’ de Samsung.

Un práctico tablero de juego emergente  permite activar y desactivar estas características, junto con un modo de vista de juego super gran angular si deseas convertir este enorme televisor en un enorme monitor de PC. Samsung afirma que toda la tecnología se combina para un retraso de entrada de solo 5.8ms cuando manejas 4K a 120fps.

Un soporte de aplicaciones flojito

Todo lo que hemos comentado convierte a este televisor Samsung en uno de los televisores más ricos que encontrarás en cualquier lugar en este momento y, como es la forma de Tizen, es sensible, utilizable y agradable de ver. Sin embargo, estamos algo decepcionados al observar una ligera reducción en el soporte de aplicaciones.

En el momento de escribir este artículo, por ejemplo, no había aplicaciones disponibles para TuneIn, VLC, Tidal, Twitch o BT TV, todas las cuales están presentes en otros modelos. Esperamos que regresen con actualizaciones posteriores.

Mejoras obvias en este televisor Samsung

Cuanto mayor sea la resolución del material de origen con el que alimentamos al televisor Samsung serie 9 8K de 75 pulgadas QE75QN900A, más obvias son las mejoras con respecto a su predecesor 2020, el galardonado Samsung QE75Q950TS.

Si bien las transmisiones de YouTube 8K no son de tan alta calidad como podríamos obtener de los archivos locales, ofrece excelentes muestras de lo que este televisor puede hacer. El QE75QN900A es rápido para encontrar los niveles de brillo correctos y de inmediato sirve el tipo de detalle impresionante y la profundidad que nos hace querer visitar los espectaculares paisajes de lo que vemos en pantalla.

A medida que la cámara vuela a través de los valles y llega a las montañas, la gama de texturas disponibles es bastante magnífica. Nunca hemos visto nada como este nivel de habilidad de sombreado, en 8K. Casi vale la pena comprar este televisor solo para sentarse y ver las imágenes de demostración.

Bajamos a 4K HDR en Blu-ray para una prueba más regular para este televisor. Una vez más, los resultados son asombrosos. Este televisor 2021 es mucho mejor que los 8K anteriores: la retroiluminación Mini LED y su riqueza de zonas de atenuación hacen que su predecesor se vea poco sutil y torpe en comparación.

Ejemplos de las mejoras en el Samsung serie 9 8K

Elige cualquier primer plano de los personajes y los niveles de luz se manejan mucho mejor. Los tubos de neón y las luces de freno tienen bordes mejor definidos y más complejidad en sus colores. Las caras se iluminan con más cuidado y sutileza y hay contornos más realistas para cada característica.

En televisores menores en una escena de cocina mal iluminada no hay mucho que hacer. En el QE75QN900A, la misma habitación está llena de ejemplos de excelencia. La densidad de píxeles y el control de iluminación significan que la escena está sombreada con detalles. Los azulejos de las paredes muestran una curvatura y un acabado que parece mucho más real de lo que hemos visto antes en este nivel. El piso ahora se revela como más desgastado y pisado y producido con una negrura más completa de lo que los QLEDs anteriores podían manejar cuando se renderiza junto a áreas tan grandes de blanco brillante. En conjunto, le da a esta escena una tridimensionalidad brillante.

Vibrante y rico

Dada una fuente de 1080p, un televisor 8K tiene mucha imagen que compensar y, a medida que bajamos a Full HD en Blu-ray, parte del genio de este televisor se frustra. Sin tanto detalle nativo, la verdadera nitidez y proa de la imagen es más contundente. No obstante, todavía hay una excelente profundidad en la imagen.

Los detalles oscuros de este televisor Samsung serie 9 8K de 75 pulgadas se manejan de una manera típicamente impresionante para un QLED. Hay suficiente en el tanque de contraste Mini LED para nuestro disfrute con imágenes vibrantes, ricas y realistas, incluso en Full HD.

El movimiento se maneja igual de bien en todas las resoluciones, con una pequeña mejora en el procesador Judder Reduction que nos permite una muesca más de lo que a menudo nos atreveríamos.

¿Cómo se ven las cosas cuando este televisor tiene que mejorar y componer no muy lejos del 95 por ciento de la imagen?Los colores, por supuesto, se vuelven increíblemente simplistas. No hay muchos detalles en oferta en las sombras y hay que jugar con la nitidez para evitar que se pixelen pero  es perfectamente observable en SD.

Un amplio escenario sonoro

Como el mejor televisor 8K de Samsung este año, el QE75QN900A tiene una gran oferta de audio, conocida como Object Tracking Sound (OTS) Pro. Consta de una fila de cuatro controladores de medio / bajo en la parte inferior de la parte trasera y dos tweeters. Luego hay dos altavoces de altura en la parte superior del conjunto y un par de laterales en lo que Samsung afirma como una disposición de canales 6.2.2 con 80W de amplificación para respaldarlo.

La idea de OTS Pro es traer una difusión de sonido similar a Dolby Atmos. Estos son televisores cada vez más grandes para proporcionar audio y hacer que el sonido salga alrededor del panel se convierte en una tarea más difícil. En la práctica, el escenario sonoro es una de las mejores características del rendimiento de audio de este conjunto.

El bajo no es perfecto, sin embargo, sigue siendo la parte más obvia de la gama tonal. Agrega buen impacto y gravedad, pero no es lo suficientemente preciso como para agregar mucha calidad a la música o detalle a la acción en pantalla.

Eso está en línea con los 8K de Samsung del año pasado, pero también hay mejoras notables. La dinámica es  mejor que antes: este televisor es más capaz en momentos tranquilos, así como de ruidosos, y eso hace que la escena sea mucho más atmosférica. Estamos más cerca de escuchar gotas individuales de lluvia que una salpicadura de fondo general. Mientras que el bajo todavía podría gobernar, las notas superiores son mucho menos duras que antes.

Ajustes audio de este televisor Samsung serie 9 8K

Los ajustes de audio no requieren mucha exploración: en última instancia, el ecualizador es mejor dejarlo plano; el modo de sonido Amplify es el segundo mejor que el estándar, pero útil si hay mucho ruido ambiental. Las opciones sónicas no terminan ahí, por supuesto. El modo Q Symphony de Samsung puede asociar los altavoces de su televisor. Lo hace con una barra de sonido Samsung, lo que sin duda es un incentivo. Sin embargo, un televisor superior como este merece el mejor sonido y recomendamos asociarlo con una barra de sonido o un paquete de altavoces de gama alta similar.

Un televisor 8K en el que creer

No necesitas imágenes 8K para demostrar el valor de un televisor 8K, se trata del tamaño del panel. Aumentar la resolución aumenta la densidad de píxeles, lo que significa que este fabuloso televisor logra un impresionante sentido de escala, pero con una nitidez de detalle que normalmente asociaríamos con un conjunto 4K más pequeño.

Samsung ha duplicado el 8K al agregar retroiluminación Neo QLED y ha creado un conjunto que es imposible de ignorar. Por primera vez, este es un televisor súper de alta resolución que nos gustaría poseer. Es consistente en el escalado y tan hábil con el contraste que supera fácilmente a otros paneles 4K que hemos visto en el tamaño de 75in. Esperamos que los precios del televisor Samsung serie 9 8K de 75 pulgadas caigan y que la tecnología se generalice: 8K está listo cuando tú lo estés.

Plantas ornamentales

¿Y si las plantas ornamentales fueran comestibles?

Luna Saturno Encélado

Saturno: ¿signos de vida extraterrestre en una luna?