in

Clonación animal: perros, gatos, ovejas,… una nueva era

Clonación animal Dolly

En la clonación animal hay un nombre propio que destaca: Dolly. Nació como cualquier otra oveja (diminuta, esponjosa y balbuceante). Pero Dolly no era como cualquier otra oveja. O mejor dicho, su singularidad era que era como una cualquier oveja. De hecho, este animal era idéntico a otra oveja. Dolly era un clon.

Los clones son organismos, o células, que son genéticamente idénticos a sus padres, y han existido en la naturaleza durante millones de años. Los organismos unicelulares y las plantas pueden producir descendencia genéticamente idéntica y los clones naturales, por ejemplo gemelos idénticos, se producen en los seres humanos y otros mamíferos.

Estos clones naturales tienen ADN casi idéntico. Sin embargo, la clonación animal se ha experimentado durante más de 100 años, comenzando con animales más básicos como las salamandras y trabajando hasta mamíferos complejos como ovejas y vacas.

Métodos de clonación animal

Hay dos métodos principales de clonación de animales: la transferencia nuclear de células somáticas (SCNT) y la división de embriones. Fue el método SCNT el que se utilizó para producir a Dolly. Ambos métodos son formas de «clonación reproductiva», un tipo de clonación artificial de la que también forman parte la clonación de genes y la clonación terapéutica.

Clonación reproductiva

La clonación de SCNT comienza con la búsqueda de un donante de núcleo adecuado. Estos se pueden obtener directamente del animal o se pueden cultivar en un laboratorio. Por lo general, son células de la piel, que tienen una vida útil relativamente larga y pueden tolerar ser congeladas.

La otra célula que necesita ser obtenida para el procedimiento de clonación es un óvulo. El óvulo está enucleado (sin núcleo), un proceso que implica succionar el núcleo mediante el uso de una pequeña aguja. Cuando la célula ha sido enucleada no queda ADN, pero permanece lleno de citoplasma.

La célula donante del núcleo se enuclea de la misma manera, pero en lugar de ser desechada el núcleo solitario se inyecta en el óvulo. Se aplica una descarga eléctrica, lo que hace que comience a dividirse. Si todo va bien el embrión se implanta en un vientre de alquiler.

Las células en esta fase de la clonación animal se dividen normalmente, y unos meses más tarde nace un clon sano. Hasta ahora, no hay evidencia de que el proceso sea en absoluto perjudicial para el clon. Dolly fue capaz de reproducirse y tuvo una descendencia sana, lo que sugiere que incluso su fertilidad no se vio afectada por la forma en que llegó a la vida.

Clonación terapéutica

La clonación terapéutica utiliza los mismos métodos, hasta el punto de descarga eléctrica. La célula donante, sin embargo, pertenece a una célula de un paciente que necesita células madre.

Después de que las células fusionadas se han dividido varias veces se convierte en una bola pre-embrionaria de células conocidas como blastocisto. El blastocisto tiene una capa externa e interna, y dentro de la capa interna se encuentran las preciadas células madre. Mientras que la mayoría de las células están especializadas en un trabajo específico (es decir, neurona, células musculares, etc.), las células madre tienen el potencial de convertirse en cualquier tipo de célula. Las células madre cosechadas se infunden en un paciente y, en las condiciones adecuadas, comienzan a funcionar donde sea necesario.

Clonación animal

La oveja Dolly

Dolly, animal de raza doeset, nació el 5 de julio de 1996 en el Instituto Roslin en Escocia. Su nacimiento fue el resultado de un experimento para desarrollar ganado genéticamente modificado.

Tuvo tres madres:

  1. Una oveja finlandesa Dorset de seis años proporcionó el ADN procedente de la glándula mamaria
  2. El ADN fue transferido dentro de un huevo enucleado de una oveja escocesa Blackface
  3. Otra oveja escocesa Blackface fue impregnada con el embrión.

148 días después, la oveja dio a luz a Dolly. Ella fue la única adulta superviviente de 277 intentos de clonación.

Dolly ha tenido seis corderos sanos, todos concebidos naturalmente. Murió a la edad de seis años de una enfermedad no relacionada con la clonación animal, ya que otras ovejas de su rebaño murieron de la misma enfermedad pulmonar. Su vida animó a los científicos a continuar los experimentos con otros animales. Desde entonces, cerdos, gatos, vacas, caballos e incluso camellos han sido clonados con éxito.

Como dato curioso comentar que Dolly recibió este nombre porque procedía de glándula mamaria animal y al equipo que la creó lo primero que se le vino a la mente sobre este tipo de tejidos fue el pecho de Dolly Parton.

Logros en la historia de la clonación animal

Los momentos innovadores en la historia científica que avanzaron en el campo de la clonación:

1938
Hans Spemann propone un «experimento fantástico» para transferir el núcleo de una célula a un óvulo sin núcleo, el método básico que eventualmente se utilizaría en la clonación.

1952
Robert Briggs y Thomas King transfieren con éxito el núcleo de un embrión de renacuajo temprano a un huevo de rana enucleado.

1984
Steen Willadsen clona a ovejas de una célula embrionaria en una técnica conocida como transferencia nuclear.

1996
Nace la oveja Dolly, el primer animal mamífero en ser clonado a partir de una célula corporal adulta.

2001
Dos animales, un muflón (una oveja salvaje originaria del Caspio) y un gaur (bisonte de la India), son clonados en un esfuerzo para salvar a estas especies.

2003
Los investigadores clonan con éxito el primer animal extinto en un gran paso para la clonación animal. Se trataba de una cabra montés española llamada bucardo (Capra pyrenaica pyrenaica) , pero el clon animal murió minutos después de nacer.

2013
Los embriones humanos se clonan por primera vez para producir células madre embrionarias con la esperanza de que puedan llegar a tratar enfermedades.

Servicios de streaming de música

Servicios de streaming de música: ¿a cuál debes registrarte?

Chocolate donut matapenas

Chocolate donut matapenas: horneado y la mar de apetitoso