in

Stonehenge: una caca de 4.500 años de antigüedad llena de información

Stonehenge Inglaterra caca

Aunque parezca Stonehenge parezca el lugar ideal para un expediente X lo cierto es que no deja de ser noticia. Ahora descubrimos que una caca de 4.500 años de antigüedad encontrada cerca de allí muestra que los británicos neolíticos estaban plagados de parásitos.

Las antiguas heces encontradas en Durrington Walls, un asentamiento neolítico cerca de Stonehenge, contienen los huevos de gusanos parásitos. Han sido encontrados por investigadores de la Universidad de Cambridge y University College de Londres, también conocida como UC. El asentamiento se remonta a alrededor de 2.500 antes de Cristo y se cree que fue el hogar de las personas que erigieron el famoso monumento.

Los arqueólogos analizaron 19 piezas de heces antiguas, o coprolitos, que se han conservado en un montón de estiércol durante 4.500 años. Se encontró que cinco muestras, una de humanos y cuatro de perros, contenían huevos de gusanos de la familia Capillariidae. Estos parásitos viven en los pulmones o el hígado de sus huéspedes.

Stonehenge en construcción

El hallazgo sugiere que los humanos neolíticos estaban comiendo despojos poco cocidos y alimentando con las sobras a sus perros, según dicen los investigadores. «Esta es la primera vez que se recuperan parásitos intestinales de la Gran Bretaña neolítica, y encontrarlos en el entorno de Stonehenge es realmente un enorme hallazgo«, dijo el autor principal de la investigación, el Dr. Piers Mitchell, de la Universidad de Cambridge.

«El tipo de parásitos que encontramos son compatibles con la evidencia previa de los festines de invierno con animales durante la construcción de Stonehenge«.

Al excavar el montón de estiércol, los arqueólogos desenterraron fragmentos de cerámica, herramientas de piedra rudimentarias y más de 38,000 huesos de animales.

Aunque el 90 por ciento de los huesos eran de cerdos, la fuente más probable del parásito son las vacas, ya que este tipo de gusano suele infectar a los rumiantes.

Un gran asentamiento neolítico en Inglaterra

La evidencia arqueológica sugiere que Durrington Walls fue ocupada durante la segunda etapa de la construcción de Stonehenge, cuando se erigieron los icónicos ‘trilitos’, un par de enormes piedras verticales coronadas por una tercera piedra horizontal. Se cree que los residentes estacionales de Durrington Walls llevaron a cabo el trabajo.

«Esta nueva evidencia nos dice algo nuevo sobre las personas que vinieron aquí y las fiestas de invierno durante la construcción de Stonehenge«, dijo el profesor Mike Parker Pearson de UCL.

«La carne de cerdo y la carne de res se asaban o se hervían en ollas de barro, pero parece que no siempre la carne estaba bien cocinada«. Los humanos neolíticos se dieron un festín con carne de cerdo y ternera… pero tal vez deberían tener cocineros más experimentados.

Noruega mucho más que un crucero por los fiordos

Fotos (Noruega): lo que esconde el frío de Longyearbyen, islas Svalbard

Habilidades de aprendizaje latente o subconsciente

Aprendizaje: encontrar nuevos objetos puede preparar tu mente