in

La centaurea debería estar en nuestro jardín según los expertos

La centaurea

La centaurea en tonos azules, rosas, púrpuras y blancos florecerá todo el verano y son plantas indispensables en nuestros jardines. Son de esas especies a las que no le damos importancia pero a las que le podemos sacar un gran partido.

Es originaria del Cáucaso y el noreste de Turquía, donde crece en praderas de montaña y pendientes pedregosas.

El nombre evoca una visión de un tono muy particular de azul claro. El aciano azul silvestre, Centaurea cyanus, hace años plagaba los campos de maíz pero la llegada de herbicidas selectivos eliminó pronto la mayoría mientras ayudaba a aumentar el rendimiento de los cereales. Pero el aciano silvestre está disfrutando ahora de un regreso como constituyente de las mezclas de semillas de flores silvestres. Podemos comprar semillas de ese azul puro por separado, pero la mezcla ‘Classic Fantastic’ la une con otros tonos azules, y otros colores que la convierten en una planta digna de disfrutar.

¿En qué te puede ayudar la centaurea?

Más de 500 especies de centaurea componen la familia Asteraceae, y la mayoría de los estudios realizados sobre las especies de este género demostraron su potencial farmacológico, especialmente para el tratamiento de enfermedades crónicas. Hablamos de propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, neuroprotectoras y antimicrobianas.

Planta de centaurea

La siembra

La siembra de la semilla en otoño da como resultado plantas mucho más grandes y más prolíficas que la siembra de primavera. Aunque la variedad centaurea scabiosa está muy extendida y es bonita, nos decantamos desde Pizquita por la centaurea montana (Aciano de montaña) porque aguanta mucho florecida, a menudo con follaje plateado y en conjunto es más impresionante. Sin embargo, puede extenderse con entusiasmo por lo que tendremos que tener cuidado. Y… no podía faltar la reina de nuestro jardín que no paramos de reproducir: centaurea cineraria .

La centaurea: posición a pleno sol

Las plantaciones perennes son felices en la mayoría de los suelos, aunque pueden fracasar en suelos ricos, mientras que a las anuales no les gusta la arcilla pesada. Todas son completamente resistentes, pero las anuales sembradas en otoño pueden sufrir en inviernos húmedos.

En resumen

Las centaureas son plantas fáciles de cuidar y baratas. Aportarán colorido a tu jardín con mínimos cuidados y larga duración. No se puede pedir más.

Cocinas más inteligentes: ¿Cómo nos cambia la tecnología?

Cocinas más inteligentes: ¿Cómo nos cambia la tecnología?

Esquejes de hortensia

Esquejes de hortensia: las múltiples vidas de la hydrangea