The Last Original Gangster: Temporada 1

03.04.2018
Tu voto: 0
7 1 voto

Tracy Morgan y Tiffany Haddish protagonizan la temporada 1 de la comedia The Last Original Gangster, co-creada por Jordan Peele: con expectativas tan altas que es impresionante que casi se cumplan.

Morgan interpreta a Tray, un tipo bien intencionado que hace algunos pequeños trabajos en el vecindario para el jefe del crimen local Wavy (Malik Yoba). Ello ocasiona que lo arresten y lo metan en la cárcel durante 15 años.

Durante ese tiempo, Tray se engaña a sí mismo pensando que su novia, Shay (Tiffany Haddish), lo esperará y que podrá reanudar su antigua vida cuando salga de la cárcel. Pero el mundo y el antiguo vecindario han cambiado en la temporada 1 de The Last Original Gangster, algo que descubre Tray cuando lo liberan. Lo peor de todo es que Shay se ha casado con un aburrido y estable chico blanco llamado Josh (Ryan Gaul) y ha forjado una carrera exitosa para dejar atrás su difícil pasado. Lo último que necesita es que Tray, “el último gánster original”, aparezca buscando volver a estar juntos.

Tray quiere volver a estar con ella pero también está interesado en los gemelos de 15 años que tiene Shay, y en el hecho de que Josh no podría ser su padre biológico. Amira (Taylor Mosby) y Shahzad (Dante Hoagland) desconfían de su padre ex convicto, pero pronto lo encuentran mucho más divertido que su padrastro.

Temporada 1 de The Last Original Gangster: serie con pocos defectos

Tray ha estado viviendo en una casa de rehabilitación dirigida por un tipo llamado Miniard Mullins (Cedric the Entertainer). Es un refugio útil mientras Tray se acostumbra a cuánto han cambiado las cosas en los últimos 15 años. También es una buena fuente del humor para la serie en la temporada 1 de The Last Original Gangster, que brilla cuando Morgan y Cedric comparten una escena.

La serie fue creada por Jordan Peele y John Carcieri, y es imposible imaginar a nadie más que a Morgan en el papel principal. Haddish está genial como esposa joven culta de clase alta que ya no es esa chica fiestera de la que Tray se enamoró años antes. Una de las pegas de la serie está en su personaje. No po mal interpretado sino porque Shay debería tardar un poco más en resucitar sus sentimientos por Tray… Haddish podría haberle sacado mucho partido a esa etapa.