Serie: The Duchess


The Duchess

3

· Título alternativo: La marquesa
· Canal original:
· Género: ,
· Fecha de estreno: 11.09.2020
· Temporadas: 1
· Episodios: 6

Temporadas y episodios

1Temporada 1 11.09.2020

Sinopsis

La serie británica semi-autobiográfica de Netflix The Duchess (La marquesa) está protagonizada y creada por la cómica canadiense Katherine Ryan. Da vida a una madre soltera malhablada. La serie no llega al aprobado, le falta bastante para dar la talla.

La protagonista decide tener un segundo hijo con un ex, que vive en una barcaza, que además de haber sido su parece es padre de su hija Olive. El problema es que ellos no se llevan bien y ella tiene novio.

Ryan interpreta a una versión ficticia de sí misma llamada, ¡sorpresa!, Katherine Ryan. Una treintañera que dirige un elegante negocio de cerámica llamado ‘Kiln ‘em Softly’.

La trama de The Duchess

Con su reloj biológico haciendo tic-tac y su hija Olive (Kate Byrne) de nueve años exigiendo un hermano, Katherine se debate entre dos hombres: su novio sensiblero y desconcertantemente tolerante, el Dr. Evan (el australiano Steen Raskopoulos) y el padre de Olive, Shep (Rory Keenan), una ex estrella del pop esclavo de las teorías de la conspiración que vive fuera de la red.

Katherine fue una vez groupie de su banda Tru-Sé. Después de una aventura de una noche de borrachera, descubrió que estaba embarazada. Shep terminó en rehabilitación y perdió su contrato discográfico. Ahora la separada pareja se odia, un hecho que nos recuerda a intervalos cansinamente regulares. Dado que ve a Evan demasiado plasta y le asustan las clínicas de fertilidad, Katherine decide que la mejor opción para engendrar otro hijo es su irresponsable ex, porque, contra todo pronóstico, el primero retoño salió bien. Esta trama nunca te va convencer pero se convierte en la narrativa motriz de la serie.

Como muchas comedias de situación, el episodio de apertura es el más débil, y se esfuerza por establecer los personajes y establecer el tono. Katherine se presenta como una matona malcriada y, a las puertas de la escuela, luce una sudadera con el lema «El gatito más pequeño del mundo».

Las cosas mejoran y The Duchess alcanza su ritmo a mitad de temporada. Sin embargo, los pasos en falso imperdonables siguen machacando a esta producción. Hay una secuencia extraña en una «conferencia de positividad corporal» que ha sido editada hasta el punto de la falta de lógica. La serie termina tan mal como comenzó, con una boda melodramática.

No todo hace gracia

The Duchess alcanza su punto más bajo en la temporada 1 en una secuencia de adopción dolorosamente prolongada.. Katherine se acerca a una agencia de adopción por capricho, exigiendo un bebé. Cuando se atreven a cuestionar sus motivos, ella se lanza a una diatriba grosera. La rica y blanca Katherine le dice al asistente social negro que se «coma …», insulta su higiene personal y le suelta un «quédese con sus bebés crack».

Hay infinitas referencias al sexo oral y anal, además de un par de escenas explícitas y obscenas. Es impactante por el simple hecho de hacerlo.

Sin embargo, en cierto modo, The Duchess es un soplo de aire fresco. La mayoría de las comedias para padres de clase media de hoy en día están pobladas por mujeres oprimidas que beben vino blanco y se quejan de lo cansadas que están. El enfoque de Ryan es empoderador.

Katherine adora a su hija, posiblemente demasiado. «No necesito un descanso de Olive», dice bruscamente cuando un amigo se ofrece a cuidar niños. «De hecho, me gusta». Está claro que Olive es lo mejor en su caótica vida. Los problemas de Katherine son suyos, en lugar de atribuirse a las tensiones de la paternidad. Ella es, como admite Ryan, «una mala persona que es una buena madre».

Floja…

Esto nos lleva a la controvertida cuestión de la «simpatía» por la heroína, un estándar que a menudo se aplica a los personajes femeninos de comedia. El problema no es tanto que Katherine sea desagradable y egoísta es que en la serie eso no lo compensa nada. Los hombres son débiles, los niños espantosos, casi todos los personajes secundarios son desagradables. El guión ni siquiera puede decidir si Katherine es heroína o villana.

Otro defecto importante es el carácter de Olive. Es una mocosa precoz y, francamente, no es de extrañar. Su madre la trata como a una mejor amiga adulta, por lo que trata de actuar como tal.

Una de las muchas frustraciones con The Duchess es que sientes que hay una comedia de situación mucho mejor en su interior, luchando por salir.


The Duchess
The Duchess