Noticias Estados Unidos - 24 enero, 2018

‘This Is Us’, temporada 2: tres misterios resueltos

This Is Us

El episodio 13 de la segunda temporada, titulado That’ll Be the Day, ha dado respuesta a una de las grandes preguntas sin respuesta de la serie de NBC This is Us, la muerte, y de paso a un par más de carácter accesorio al estar relacionadas con ella, una olla y un fuego.

Ha sido el capítulo más doloroso que ha tenido la producción hasta ahora, por mucho que nos lo viéramos venir. De alguna manera, estábamos perfectamente preparados para lo que le sucedió a Jack (Milo Ventimiglia), sin embargo, de alguna manera la serie encontró una forma de devastarnos cuando lo vimos. Y esa es la belleza de la serie convertir lo mundano en magia, o convertir lo humano en angustioso.

No hay nada fuera de lo común en una olla y sin embargo, a veces una pequeña cosa puede cambiar vidas e incluso acabar con vidas. Eso sucedió en este episodio por cortesía de un trapo que se coloca en el lugar equivocado al lado de una olla eléctrica defectuosa. Esto encendió el fuego, que, sabemos desde el inicio de la serie, conducirá a la muerte de Jack.

La escena final de este episodio de This is Us mostró perfectamente por qué esta serie es especial. Estimuló esta muerte como nadie. Sin embargo, de muchas maneras, una de las cosas que hace que la producción sea tan diferente es que todo ese despliegue condujo a algo tan normal, algo que podría pasarle a cualquiera.

Este no era un misterio de ¿quién disparó a JR?, fue el viaje tramo a tramo hacia la tragedia, viendo el fuego llegar través de una combustión lenta y creativa. Como es habitual This is Us no nos ha proporcionado todas las respuestas… Jack murió por salvar al perro de Kate como parece insinuarse.

Técnicamente, el fuego es culpa de Jack, pero tampoco fue culpa de nadie. Fue imprudente en el sentido más leve. Cualquiera habría cometido el error que cometió, sin darse cuenta de que tal cosa podría suceder. Una de las muertes de personajes más poderosas en la historia de la televisión.

Hemos visto a los personajes de This is Us abrigar mucha culpa por lo que sucedió y no deberían. Este fue un accidente de la forma más pura. Fue triste y trágico, pero realmente no había nada más allá que un incendio iniciado a través de un extraño accidente. El dolor viene más por las circunstancias, por como Kevin (lesionado en una rodilla y bastante impertinente) no habló con su padre la noche anterior.

This is Us vuelve el 6 de febrero a NBC con el episodio 14 Across the Border.

 

Noticias relacionadas


Comentarios

Suscríbete al blog por correo electrónico

To Top