‘Snowpiercer’: el episodio 2 de la serie de Netflix se queda corto

Netflix Snowpiercer

El tren protagonista de la serie de Netflix Snowpiercer, emitida originariamente en el canal estadounidense TNT, es un arca y sus tres mil pasajeros los supervivientes de la raza humana.

Basada en las novelas gráficas francesas y la película de 2013 dirigida por Joon Ho, la producción está ambientada en una continuidad completamente diferente a la película. Si bien los elementos clave de la película, como la sección Tail que planea una revolución para tomar el motor del tren, aparecen aunque de una manera diferente, la serie plantea dilemas diferentes.

Recordemos que lo que han tratado de hacer los científicos para prevenir el cambio climático hicieron que la Tierra se convirtiera en un páramo congelado. Esto ha sucedido casi 7 años antes de que el tren partiera, albergando a los últimos 3.000 sobrevivientes de la raza humana. Todas las demás criaturas vivientes del planeta murieron congeladas.

Preparados para lo peor

En el segundo episodio de Snowpiercer «Preparados para lo peor» (ya disponible en Netflix) se reveló algunos detalles sobre cómo funciona el motor del tren. Descubrimos que la velocidad del tren y sus revoluciones perpetuas alrededor del planeta son su forma de generar energía y electricidad. Si reduce la aceleración por debajo de ciertos niveles, las secciones del tren pierden potencia y se ven obligados a sufrir apagones.

En el segundo episodio Andre Layton (Daveed Diggs), un Tailie que fue reclutado involuntariamente para convertirse en el detective del tren y resolver un horrible asesinato, siguió las pistas hasta la sección donde se cría el ganado. Layton y su reacio compañero, Brakeman Bess Till (Mickey Sumner), localizaron el arma asesina, las cuchillas que usan los carniceros del tren.

Pero… una avalancha golpeó el tren y destrozó las ventanas de los vagones de ganado: todas las vacas a bordo se congelaron instantáneamente a temperaturas de 140 grados bajo cero. Algo que según la jefa de hospitalidad, Melanie Cavill(Jennifer Connelly), que dirige en secreto todo el tren en nombre del misterioso (y posiblemente inexistente) multimillonario Sr. Wilford, admitió que puede llevarlos a la extinción.

Todo lo que está a bordo es todo lo que le queda a la humanidad. La muerte de las vacas del tren significa que las vacas se han extinguido en la Tierra. Y con ellas además de su carne y leche otros derivados como el metano e incluso el estiércol. Las ramificaciones de esta pérdida durarán durante toda la temporada 1 de Snowpiercer y hasta veremos las consecuencias en la temporada 2, que también emitirá TNT y Netflix ya que ya está garantizada.

Peor aún, es posible que los pasajeros de Snowpiercer, especialmente en la sección de cola, puedan recurrir a un espantoso sustituto de la carne de vaca: el canibalismo, algo que Layton dijo que ya había sucedido antes entre los Tailies.

Donde flojea el segundo episodio de la serie de Netflix Snowpiercer

Layton (Daveed Diggs), uno de los «Tailies» (el nombre dado a las personas que viven en la cola), quiere organizar una rebelión y tomar el motor, pero su enfoque es mucho menos directo que en la película. El nuevo trabajo de Layton como detective le da la oportunidad de recopilar información en secreto y ejecutar cuidadosamente un plan para tomar el tren.

El segundo episodio menciona ya el canibalismo pero se queda corto. En el episodio 2 surgen los rumores de que los Tailies son caníbales. Layton sorprende revelando que son mucho más que simples rumores. Incluso llega admitir que es un caníbal. Pero ni de lejos la serie tiene el dramatismo de la película en esta confesión de canibalismo. El protagonista de la película, Curtis Everett (Chris Evans), aterrorizaba al espectador al declararse caníbal «¿Sabes lo que odio de mí mismo? Sé a qué sabe la gente. Sé que los bebés saben mejor». La serie ni de lejos llega (de momento por lo menos) a ese nivel de ponernos los pelos de punta.