Noticias Estados Unidos - 8 diciembre, 2017

‘Riverdale’, temporada 2: todavía no lo descartes como Black Hood

Riverdale

Mientras la pandilla protagonista de la serie Riverdale continúa su misión de desenmascarar al asesino Black Hood. Betty ha tomado la delantera en la investigación después de que descubriera que su discurso al final de la primera temporada inspiró a uno de los hombres presentes a tomar la decisión de limpiar Riverdale matando (o intentando matar) a aquellos que consideraba pecadores.

¿Y quién sabe más acerca de los pecadores que el propio sheriff Keller de Riverdale? En el episodio 6, Black Hood asesinó al Sr. Phillips, profesor de Jughead, que llevaba una vida secreta como un traficante de drogas llamado Sugarman. El asesinato tuvo lugar en la estación de policía de Riverdale, apoyando la teoría de que el sheriff Keller es el asesino en serie. Keller tenía acceso a la celda donde estaba Phillips, con los ojos verdes como Black Hood y también sabía mucho sobre Betty. Ella y su hijo, Kevin Keller, han sido amigos desde que eran niños, por lo que el Sheriff bien pudo haber sabido de su amor por los libros de Nancy Drew.

En el episodio 7 de la temporada 2, ‘Cuentos del lado oscuro’ (Tales from the Darkside), Betty se convence de que el Sheriff podría ser el Black Hood mientras se acuesta en la cama con Jughead. Mantiene sus escrúpulos en silencio hasta la mitad del episodio, cuando Kevin le dice que su padre sigue escabulléndose a altas horas de la noche. Betty inmediatamente comparte con Veronica su creencia de que el Sheriff podría ser el asesino, aunque Ronnie piensa que está teniendo una aventura mientras su esposa está en Bahréin. Resulta que esto último era cierto, ya que los dos amigos lo vieron reunirse con McCoy en la habitación de un motel y besarla apasionadamente.

Esta revelación despeja algunas de las sospechas del Sheriff Keller, ya que practicar adulterio no encaja exactamente con el desprecio de Black Hood por los pecadores. Sin embargo, estamos lidiando con una persona que cree que tiene justificación para cometer un asesinato a fin de hacer que Riverdale sea menos pecaminosa, por lo que su brújula moral está obviamente muy lejos.

Ser el Sheriff sin duda le facilitaría el asesinato. Keller tiene excusa para vigilar a los ‘pecadores’ de Riverdale, y está en posición de destruir o alterar la evidencia incriminatoria. Como representa la ley, nadie esperaría que fuera el asesino, excepto Betty, por supuesto. Sin embargo, incluso Betty parece cambiar de opinión sobre su culpa después de presenciar cómo besa a la alcaldesa.

 

 

SI los guionistas juegan al engaño e intentan atraernos a una falsa sensación de seguridad sobre Keller, realmente lo plasmaron en el episodio 7. No solo revelaron que el Sheriff no era el Black Hood sino que McGinty le dice a Jughead que hace unos años ocurrieron asesinatos horripilantes cuando un hombre mató a toda una familia con una escopeta: «Había una familia viviendo cerca del bosque Fox. Una buena familia Madre. Padre. Dos niños. Una noche, todos estaban dormidos cuando alguien irrumpió. Un hombre del saco que fue a la habitación con una escopeta, los mató a todos. No hubo supervivientes».

El granjero dice que ese hombre nunca fue atrapado y que todavía podría estar rondando por Riverdale, lo que lleva a Jughead a creer que tal vez también podría estar detrás de los asesinatos de Black Hood. En el episodio 8 de la segunda temporada, emitido el 6 de diciembre en CW, ‘La casa del diablo’ (House of the Devil), nos enteramos de que ese asesino dejó un superviviente: un tercer hijo, que al crecer se convirtió en el conserje de la escuela, el Sr. Svenson. El propio Svenson se convirtió en sospechoso después de este descubrimiento, pero Archie finalmente lo ‘limpió’, ya que los ojos de Svenson no coinciden con los de Black Hood.

RiverdaleQuién sabe, quizás McGinty sea el asesino Black Hood. Parecía bastante volátil cuando Jughead se negó a pagarle más dinero, y es fanático de una estación de radio religiosa que nos hace pensar que Black Hood está haciendo el trabajo de Dios. Sin duda, sería un buen toque si resulta ser el asesino, ya que Todd es famoso por su aterrador papel en la franquicia de Candyman. Sin embargo, por lo que se ve, Black Hood es un hombre blanco con ojos verdes, por lo que parece poco probable que McGinty sea el asesino. Tal vez solo sea un fan.

Los ojos verdes de Black Hood y el conocimiento de la infancia de Betty también significan que Hal Cooper está en la lista de principal sospechoso. También sabía de la aventura de Grundy y Archie, así como de la ubicación de Polly, y tiene una pinta espeluznante. Sin embargo, Black Hood puede ser más de una persona.

Keller dijo que dos notas que debían ser del asesino parecían haber sido escritas por diferentes personas, lo que significa que alguien podría estar actuando como el imitador del verdadero Black Hood. Así pues podría ser Hiram Lodge, ya que era extraño que Hood se negara a matar a Nick St. Clair porque no era un ‘hijo de Riverdale’, pero no tenía problemas para matar a otra forastera de Riverdale: Miss Grundy. La afiliación de Lodge a los padres de St. Clair sería una buena razón para no asesinar a su hijo en la puerta de su casa, pero eso no significa que no podría haber cometido otros asesinatos en beneficio personal.

Riverdale está jugando bien tratando de mantenernos en alerta sobre la identidad del Black Hood. Aunque podría parecer que el comportamiento extraño del Sheriff Keller se explica por el hecho de que está teniendo una aventura amorosa, eso podría ser solo un truco para intentar que la audiencia lo desestime como sospechoso. Sabremos más en el último episodio del 2017, el capítulo 9 ‘Noche silenciosa, noche mortal’ (Silent Night, Deadly Night) que se emite el 13 de diciembre.


Noticias relacionadas


Comentarios

Suscríbete al blog por correo electrónico

To Top