Teorías de la temporada 5 de ‘Outlander’: Brianna

Outlander teorías temporada 5

La temporada cinco de Outlander comenzó con la boda de Brianna Fraser con Roger MacKenzie mientras intentaban pasar página sobre los horribles eventos que han sufrido. Brianna dio a luz a su hijo Jemmy y la pareja trató de establecerse como una familia. Pero con Roger ahora presuntamente muerto y Stephen Bonnet vagando por Carolina del Norte, ¿podría Brianna tomar medidas drásticas para salvar a su hijo?

Brianna (interpretada por Sophie Skelton) se ha vuelto cada vez más paranoica con el acoso de Bonnet (Ed Speelers) y cree que está tratando de quitarle a Jemmy. Los seguidores de Outlander saben que Bonnet se ha interesado en su hijo después de que escapó de la ejecución en la cuarta temporada y se enteró de que el niño heredará River Run.


Brianna en la temporada 5 de Outlander

Ahora que Brianna es madre soltera después de que Roger (Richard Rankin) fuese ahorcado, ¿podría matar a su violador para proteger a Jemmy? Bueno, ciertamente es una posibilidad ya que la actriz de Outlander ha insinuado que Bonnet dejará a Brianna sorprendida y luchando por salvar a su familia.

Bonnet no es uno de esos que cae sin luchar, por lo que es probable que Brianna tenga que tomar medidas drásticas, pero ¿es capaz de asesinar? Esa parece ser la única forma de mantener a Bonnet fuera de su vida para siempre y ayudarla a salir de la pesadilla de su horrible violación.

Las declaraciones de Sophie Skelton

Sophie Skelton advirtió a los espectadores en varias entrevistas que Brianna arrojará su brújula moral por la ventana cuando se enfrente a una tarea imposible en los próximos episodios. Hablando sobre la amenaza de Bonnet comenta: “Creo que lo que necesita de él ahora, honestamente, es que simplemente se fastidie y no esté vivo ni cerca de ellos”.

Sobre matarlo ha comentado “No creo que Brianna tome esa decisión a la ligera, teniendo la vida de otra persona en sus manos, sin importar lo que le haya hecho”. “Pero todo cambia cuando llega el punto en el que podría poner en peligro a su hijo, ya sea que quiera secuestrar a Jemmy o lastimarla”.

Sophie continuó “Nos damos cuenta, en el décimo episodio de esta quinta temporada de Outlander, de lo qué está pasando en la mente de Bonnet, y es un giro realmente interesante”. “Pero para Bree, ahora, es esa cosa de mamá oso. Su brújula moral sale por la ventana”. “Ella solo necesita asegurarse de que Jemmy esté sano y salvo. Esa es su prioridad. Lo que necesita de Bonnet ahora es que Jemmy esté a salvo”.