Noticias Estados Unidos - 24 enero, 2018

Trailer de la temporada 2 de ‘Mary Kills People’. Mary sigue matando

Mary Kills People 24012018 www.pizquita.com 01

Lifetime estrena el 12 de marzo la segunda temporada de su serie sobre la eutanasia Mary Kills People. Mary mata gente. El tema es prometedor porque es sensible.

Mary Harris (Caroline Dhavernas) es doctora. Una madre divorciada, tiene poco tiempo para dedicar a sus dos hijas, a quienes comparte con su ex marido. Además de sus horas en el hospital, Mary tiene una actividad clandestina: ayuda a las personas que desean morir cuando ya no tienen la esperanza de vivir con dignidad debido a enfermedades incurables.

Cuando arranca la temporada 2 de Mary Kills People han pasado ocho meses desde que Mary y Des cuklparon a Grady, su traficante de drogas, por la muerte de sus pacientes. Mientras Des ha estado en prisión para proteger a su pareja, Mary se ha manejado sorprendentemente bien por sí misma: ha encontrado un nuevo suministro de pentobarbital en México, su negocio ha continuado prosperando gracias a la capacidad de Annie para abastecer a clientes terminales que la necesitan.

Su ex marido Kevin se mudó y asumió la mitad de los deberes como padre después de una desastrosa ruptura con Louise. Aunque Jess aún sospecha que su madre está ocultando algo, Mary ha estado trabajando diligentemente para mantener su vida profesional y privada separada. Pero los secretos solo pueden ocultarse durante tanto tiempo… Olivia (Rachelle Lefevre), una misteriosa mujer con una conexión con Mary y Des, llega a ellos con un pedido mortal.

La creadora de la serie Mary Kills People Tara Armstrong no parece encontrar el tono correcto. Constantemente duda entre una declaración a veces solemne y una atmósfera que coquetea con el humor y la relajación. No funciona porque teme caer en la broma de mal gusto. De hecho, es muy difícil encontrar el equilibrio entre dos posiciones irreconciliables: en primer lugar, el derecho a una muerte digna y disponer libremente de nuestra existencia y, el otro, la defensa de la vida que es lo más valioso que ningún ser humano puede tener. Matar sigue siendo considerado un acto criminal incluso cuando se hace por razones altruistas.

Aunque los personajes admiten estos dos discursos, no se los representan correctamente y las tramas se desbordan más que se profundizan. Es difícil entender qué hace que Mary Harris sea una mantis religiosa que ha forjado una buena conciencia. Peor aún, la historia se convierte en romance con un policía que trabaja encubierto, pretendiendo ser un candidato a la muerte para atraparla. Después de varios episodios, tenemos la sensación de perder parcialmente el tema y es una pena.

 

 


Noticias relacionadas


Comentarios

Suscríbete al blog por correo electrónico

To Top