Noticias Estados Unidos - 9 junio, 2019

‘Designated Survivor’ pierde a un personaje destacado en la temporada 3

'Designated Survivor' pierde a uno de sus personajes destacados en la temporada 3

La tercera temporada de Designated Survivor ya está disponible en Netflix como muchos ya sabréis. Uno de sus capítulos cuenta con la desaparició0n de uno de los personajes importantes de la serie, algo que ha dejado perplejos a muchos de los seguidores de esta producción de la empresa de streaming.

Designated Survivor sacó de la ecuación a uno de sus personajes más memorables, y una actriz como Maggie Q (Nikita), que sin duda es muy querida por el público.

En el séptimo episodio de la tercera temporada, la ex agente del FBI Hannah Wells (Maggie Q) estaba siguiendo una pista con relación al virus de un científico en un laboratorio lleno de gas. Desorientada e incapaz de recuperar el control de sus funciones motoras, Hannah cayó y era incapaz de respirar.



Como si no fuese suficiente, el edificio en el que Hannah estaba todavía atrapada se convertía en un infierno, ocasionando una muerte trágica al personaje de Designated Survivor. Es normal asumir que Hannah Wells está muerta. Para los fans, la muerte de Hannah era esperada, pero muchos criticaron la manera exagerada en la que todo ha ocurrido.

No tan sorprendente

No podemos decir que estemos totalmente sorprendidos por este movimiento, por increíble que fuera el personaje de Hannah, nunca pareció que encajara perfectamente con lo que sucedía en otras partes de la serie. Había un par de caminos diferentes en el núcleo de la serie y, durante gran parte de la misma, se encontraba claramente en uno separado.

Designated SurvivorSu historia durante gran parte de la temporada 3 estuvo separada de todo lo demás, y era ella ante el peligro tratando de detener un arma biológica diseñada para eliminar ciertas pigmentaciones de la piel. Desafortunadamente, se encontró frustrada, envenenada y, finalmente, muerta.

Es cierto que la parte de la desaparición del personaje que es la más frustrante es la manera en que ocurrió. Teniendo en cuenta todo lo que hemos visto de Hannah Wells, morir de la mano de un genérico científico malvado que trata de herir al mundo de la manera más racista que se pueda imaginar uno… no es algo que siente bien.

Además, esta historia completa ha sido la parte más difícil de la temporada 3 de Designated Survivor. Nunca ha sido totalmente buena, casi como si fuera parte de una película de ciencia de segunda. Por otra parte, si ves las dos primeras temporadas, también están llenos de sus propios momentos extraños y extravagantes.

El verdadero impacto de perder a Hannah probablemente se sentirá a través de los episodios restantes de esta temporada, y si esta historia termina o no se abandona por completo, y si la serie convierte finalmente en algo sobre política o se sigue añadiendo pildoritas de película de acción de espías.



Nos gustaba Hannah Wells; pero no la forma en que murió, especialmente porque esta trama realmente contradice lo que de otra manera ha sido una buena temporada. No sabemos cómo va a terminar la historia de Kirkman en los capítulos que faltan pero va necesitar compensar esta metedura de pata.

 
 

Comentarios
To Top