Noticias del mundo - 7 diciembre, 2017

Netflix estrena la segunda temporada de ‘The Crown’

The Crown

La segunda temporada de The Crown retrata al Príncipe Philip como un adúltero loco por el sexo que engaña a la Reina en múltiples ocasiones. La serie de Netflix incluso sugiere que estuvo liado sentimentalmente con mujeres (“prostitutas en cada puerto”) en una gira mundial de hizo sin su esposa entre 1956 y 1957.

La segunda temporada de la serie protagonizada por Matt Smith y Claire Foy estará disponible a partir de hoy 8 de diciembre y se lanza pocas semanas después del 70 aniversario de boda de la pareja real inglesa.

El creador del drama The Crown Peter Morgan ha asegurado que no tratan de atacar a la reina o al duque de Edimburgo. Ha asegurado que lo que hacen es escribir sobre personas muy importantes en la vida británica que son seres humanos.

La trama de diez episodios muestra a Claire Foy, de 33 años, y Matt Smith, de 35, repetir sus papeles como la Reina y el Príncipe Felipe, diez años después del matrimonio real. Las sospechas de la Reina sobre el engaño comienzan cuando encuentra la imagen de una bailarina en la maleta de Philip. Se cree que representa a Pat Kirkwood, la bailarina a la que en la vida real estaba vinculado.

Aunque los problemas maritales parecen ser el centro de las tramas de la temporada 2 de The Crown, las acusaciones de infidelidad del marido de la reina no son las únicas que se hacen sobre este personaje. Radio Times ha centrado sus comentarios sobre el personaje de Charles «La verdadera tragedia de la serie es el abismo existente entre Charles y Philip: un padre que no ama a su hijo por el niño que es, y un hijo que nunca estará a la altura de las expectativas de su padre».

La creación de Peter Morgan funciona tan bien como un todo porque está bien escrita y exageradamente filmada, con una exuberancia que casi avergüenza a una pequeña pantalla, pero su mayor fortaleza una vez más está en el reparto. Foy está de nuevo excelente como Elizabeth, imbuyendo a la reina incognoscible de una rica vida interior que a menudo se transmite a través del más mínimo parpadeo o cambio de expresión.

 

 


Noticias relacionadas


Comentarios

Suscríbete al blog por correo electrónico

To Top