Noticias del mundo - 24 octubre, 2017

Channel 4 estrena hoy la comedia de terror ‘The End Of The F***ing World’

The End Of The F***ing World

Hoy 24 de octubre comienza en la cadena británica Channel 4 la comedia de terror The End Of The F***ing World. Está protagonizada por Alex Lawther de Black Mirror y Jessica Barden de Penny Dreadful.

The End Of The F***ing World está basada en la galardonada serie de cómics de Charles Forsman y está escrita por Charlie Covell. Graham Coxon compuso la banda sonora completa.

El drama de ocho partes sobre la mayoría de edad presenta al solitario James (interpretado por Alex Lawther) y su compañera de escuela Alyssa (Jessica Barden) que se embarcan en un viaje por carretera para localizar al padre de Alyssa.

La angustiosa acción de The End Of The F***ing World se inicia desde la claustrofóbica escuela y las vidas hogareñas de James y Alyssa para convertirse en una enérgica road movie que intenta liberarse de sus grilletes psicológicos y ambientales.

Estos adolescentes angustiados quedan atrapados en una serie de actividades violentas, y son perseguidos dramáticamente por un par de detectives de policía: interpretados por la actriz de Juego de tronos Gemma Whelan y Wunmi Mosaku.

«Soy James, tengo 17 años, y estoy bastante seguro de que soy un psicópata», se oye decir al personaje de Lawther en el avance, antes de revelar sus pensamientos sobre Alyssa: «Pensé que podría ser interesante matarla. Así que fingí enamorarme de ella».

Forsman mencionaba la película Badlands, de 1973, cuando explicó como concibió esta historia por primera vez, y también descubrimoselementos de Thelma y Louise y Asesinos natos cuando ambos escapan de las autoridades (menos que eficientes). La técnica de darnos a conocer los pensamientos de este dúo ayuda a empujar la narrativa hacia adelante con cierto grado de éxito. Pero el hábito de escuchar un pensamiento inmediatamente antes de que se hable en voz alta es exagerado y es algo que le resta puntos a la serie.

La serie refleja a las madres y los padres que han dañado a sus hijos al abandonarlos de una forma u otra. Si bien hay poco que podría haberse mejorado en las actuaciones centrales, las opciones de edición exageradas y el diálogo, no tan gracioso como pretende ser, diluyen lo que podría haber sido una exploración muy interesante sobre lo difícil que puede ser para algunos adolescentes escapar de una crianza dolorosa.

 

 


Comentarios

Suscríbete al blog por correo electrónico

To Top