Noticias del mundo - 15 marzo, 2018

‘Bad Blood’ es renovada para una segunda temporada

Bad Blood

La serie canadiense del canal City, creada por Simon Barry (Continuum), Bad Blood ha sido renovada para una segunda temporada de ocho episodios que se estrenarán en otoño de 2018.

Filmada en Montreal, Quebec y Sudbury, Ontario, la serie es una dramatización de la familia del crimen Rizzuto, una organización de la mafia siciliana con sede en Montreal. La trama de la serie se basa en el libro de 2015 Business or Blood: Mafia Boss Vito Rizzuto’s Last War, de Antonio Nicaso y Peter Edwards.

Al igual que la mayoría de los dramas sobre familias criminales, Bad Blood es más que crimen, corrupción y caos. Se trata de la paz y el gobierno y se trata de la dinámica familiar. Y en este caso, está basado en una historia real.

Bad Blood es una serie protagonizada por Anthony LaPaglia como el mafioso de Montreal Vito Rizzuto. ¿Qué sucede cuando un líder fuerte está ausente y el centro del poder se desintegra? En esencia, es una historia de advertencia sobre la familia: hijos rebeldes, padres protectores, trabajo duro y la tensión de mantener a una familia en sintonía, siguiendo las mismas reglas.

Comienza con el hábil establecimiento del firme control de Rizzuto sobre todo tipo de crímenes en Montreal y luego comienza a contar la sangrienta y espeluznante desintegración de su mafia después de ser acusado y encarcelado en los Estados Unidos.




Como se dice en Bad Blood, Rizzuto era el jefe indiscutible en el centro de las cosas porque, como él declara, «es el dueño del ayuntamiento». Quiere decir que los políticos y burócratas están en su bolsillo, ya sea a través del soborno o la intimidación. Su control significa que el crimen en Montreal funciona como una cooperativa. Las bandas criminales de la ciudad (los irlandeses, los haitianos y otros) no se inmiscuyen en el territorio de los demás y Vito controla todo porque tiene un gobierno bajo su control. Lo cooperativo es una idea muy canadiense: hay lugar para todos. Nadie quiere el caos porque es malo para todos.

Cuando Vito es encarcelado en el lejano Colorado tratará de emitir órdenes desde la prisión. Siempre había querido que su hijo, Nico (Brett Donahue), se mantuviera alejado del negocio de la mafia. Él no quiere que esté contaminado, pero también sabe que Nico carece de la actitud calmada, calculadora y siniestra que es necesaria para ejecutar las cosas.

Pero con Vito en la cárcel, Nico quiere hacerse cargo. Él insiste en que él representa a la ‘familia’ y tiene derecho a liderar. Esto da lugar a algunas conversaciones bastante laboriosas en Bad Blood sobre el significado de ‘familia’, pero el resultado es predecible: Nico carece de los modales sutiles de su padre e insulta e intimida a todas las personas equivocadas. Los cadáveres se acumulan, atrayendo la atención indebida y el delicado sistema cooperativo se desmorona.

 

 




 



Comentarios

Suscríbete al blog por correo electrónico

To Top