Noticias España

‘Star Trek: Picard’: Amazon Prime Video estrena el último episodio de la temporada 1

Star Trek: Picard Amazon Prime Video

La temporada 1 de la serie Star Trek: Picard finaliza el próximo viernes 27 de marzo en Amazon Prime Video. CBS All Access lo estrena mañana 26 de marzo.

Se está preparando una batalla entre romulanos y sintéticos para el final de la primera temporada. El episodio Et in Arcadia Ego, Part 2 cierra la primera temporada de la serie de Amazon Prime Video Star Trek: Picard. La guerra secreta que se está gestando entre los vengativos romulanos y los androides está en un punto de inflexión, y Picard (Patrick Stewart) es el único que se interpone entre ellos y el final de la galaxia.



Por lo tanto, no hay presión ni nada, ya que el retirado y algo cansado oficial de la Flota Estelar se encuentra una vez más al frente de un conflicto que amenaza con anular toda la existencia de la Federación. La serie termina la temporada 1 en lo que parece ser un final de temporada épico.
Pero, con los romulanos, no todo es lo que parece como Picard y su equipo descubrieron en la primera mitad del final, Et in Arcadia Ego, Parte 1. El episodio se centra en una antigua profecía apocalíptica que los romulanos creen. Según predice un nuevo sintético avanzado, Soji (Isa Briones), ocasionaría el final de una especie y el surgimiento de otra. El episodio también nos mostró que los androides son más antagónicos de lo que nos hicieron creer, gracias a los esfuerzos manipuladores del «gemelo malvado» de Soji que ha puesto a la galaxia al borde del colapso y han vuelto a poner a Picard nuevamente en primera línea de fuego.

Que deberías saber de Star Trek: Picard antes de ver este episodio en Amazon Prime Video

En el episodio ocho, se revela que The Admonition es una antigua profecía que los romulanos aprendieron en un mundo remoto, con la ayuda de lo que parece una mesa redonda donde unos agentes ven el futuro, o un posible futuro.

Estos agentes que se han reunido aquí (todas mujeres) son los Zhat Vash, piensa que son como la policía súper secreta de los romulanos. Y la Admonición sirve como una especie de peregrinación para ellos, lo que, para la audiencia, explica por qué los Romulanos de Star Trek: Picard odian violentamente toda la vida sintética y androide. Hasta el punto en que algunos romulanos llegarían incluso a matar a su propia gente para salvarlos de ser potencialmente asesinados por aquellos a quienes odian. El episodio 8 «Piezas rotas» postula que ese odio se originó hace más de 200.000 años antes del comienzo de Picard, cuando un punto crítico en la evolución de la vida sintética provocó algún tipo de evento de «reinicio» que eliminó la mayor parte de la vida orgánica.




El mundo del dolor

Las consecuencias de este casi genocidio llevaron a los supervivientes a crear una advertencia. De alguna manera, unieron ocho soles alrededor de un planeta conocido como Aia, también conocido como «El mundo del dolor». (Esta configuración está representada en la forma anillada que se ve a lo largo de la serie). En Aia, se erigió una máquina (la mesa) para servir como una especie de Google Drive, una capaz de archivar los detalles de ese terrible evento desde hace eones y permita que los futuros compuestos orgánicos accedan a ella para evitar que la próxima generación de sintetizadores lo vuelva a hacer. El Zhat Vash se enteró de ello y la buscó. Las imágenes descargadas en sus cerebros los volvieron locos, menos a Oh y al teniente Rizzo, otro espía romulano que se hacía pasar por un vulcano que trabajaba en la Seguridad de la Flota Estelar. Su búsqueda de visión apocalíptica los impulsó a cumplir su misión en la vida para evitar que los sintéticos vuelvan a alcanzar su punto máximo.

Sus esfuerzos los inspiraron a sembrar la cultura romulana con un profundo odio a los androides, después de que eliminaron todos los registros y sus ocho soles de las cartas estelares conocidas.

«Arcadia Ego» implica que su convicción fue tan profunda que aparentemente los romulanos conspiraron para sabotear los esfuerzos de reubicación de su gente a Marte después de que la supernova que destruyese su mundo natal. El esfuerzo de reubicación que Picard encabezó y, cuando falló con más de 90,000 vidas perdidas, envió al roto héroe a la clandestinidad. Pero, como hemos visto en la primera parte del final de temporada, hay un giro problemático.

La destrutora de Star Trek: Picard

El Destructor, Soji, es básicamente la vasija supuestamente profetizada en la Admonición para provocar una evolución y revolución androide, cuyos objetivos son nada menos que eliminar violentamente los orgánicos (especialmente los romulanos) del universo. ¿Y nuestra única esperanza? Un jubilado de más de 90 años y propietario de un viñedo con una condición neurológica degenerativa y fatal que una vez dirigió a dos de las mejores naves y tripulaciones de la historia de la ciencia ficción y su banda de ex oficiales de la Flota Estelar.

Cuando Picard finalmente llega a Coppelius, el mundo natal de los androides avanzados, él y Soji se encuentran con dos personajes clave con enlaces a su pasado que cambiarán su futuro. El Dr. Altan Inigo Soong (Brent Spiner), el hijo biológico del creador de Data, el Dr. Noonien Soong, se presenta a Picard como un «científico loco». Altan y el fallecido Bruce Maddox, trabajaron juntos para crear las hermanas Soji y Dahj, así como a todos los otros pares de androides que llaman hogar a Coppelius. Altan está trabajando en un nuevo proyecto de sintetizador que está incompleto cuando llega Picard, pero parece estar configurado para desempeñar un papel clave en los momentos finales de la temporada.



Maddox y Altan

Maddox y Altan también crearon a Sutra (Briones), la hermana del difunto modelo Jana que Ríos encontró en una fatídica misión de primer contacto a bordo de la nave espacial USS ibn Majid (NCC-75710). Aparentemente, Sutra odia a los orgánicos tanto como los romulanos la odian. Con su dominio de las formas vulcanianas, gracias a su avanzada inteligencia posbiológica, se une mentalmente con Agnes (Allison Pill) para acceder a la Advertencia que Oh compartió con ella. Aquí, descubrimos que el mensaje y la advertencia no estaban destinados necesariamente a los orgánicos, sino a los sintéticos.

Su fusión mental la convence de que, dado que la Admonición volvió locos a los orgánicos, debe haber sido procesada por la mente de un sintetizador. Ella lo ve como un mensaje enviado desde el «más allá de los límites del tiempo y el espacio» para su especie, argumentando que la advertencia se traduce en «su evolución será su extinción». Esta revelación hace que Sutra, no Soji, sea la Destructora, especialmente después de que ella deja que su prisionero romulano mate a uno de sus compañeros androides para justificar su venganza.

La fusión mental de Sutra revela que cualquier entidad que establezca la Admonición es una alianza sofisticada de vida sintética con el mandato de controlar el tiempo y la galaxia para provocar el final de la vida biológica. Especialmente humanoide.


Comentarios
To Top