Noticias España - 25 enero, 2018

‘9-1-1’: FOX Life estrena la primera temporada de la serie de Ryan Murphy

9-1-1

Hoy 25 de enero, a las 22:10 horas, FOX Life estrena la primera temporada de 9-1-1. La vida es una emergencia constante en esta serie. Un drama que retrata la intensidad en la que viven los servicios de urgencias en caso de emergencia en Los Ángeles, dentro y fuera del trabajo.

9-1-1  a priori puede parecer una serie demasiado predecible e incesante, pero cuando despega, es todo lo contrario.

Creada por Ryan Murphy y Brad Falchuk (American Horror Story, Glee), 9-1-1 se enfoca principalmente en Bobby (Peter Krause), un bombero experimentado en recuperación por abuso de alcohol y drogas; Athena (Angela Bassett), una policía  atrapada en un matrimonio infeliz; y Abby (Connie Britton), una operadora que cuida a una madre con Alzheimer e intenta superar una mala ruptura.

Bassett destaca por ser una mujer constantemente al límite, ya sea en su hogar en su matrimonio fallido o con los hombres que cuestionan sus decisiones. Britton tiene el papel más discreto pero la actriz hace que sus escenas, en las que suele estar en su mesa de trabajo, se vean como una parte vital de la acción. Su vida hogareña también tiene gran potencial dramático. El Evan ‘Buck’ Buckley de Oliver Stark bordea el cliché, un joven fanático que toma riesgos tontos y no respeta la autoridad, obligando al Bobby de Krause a asumir el papel de desaprobación de la figura paterna.

En lugar de centrarse en una sola crisis, cada capítulo envía a sus personajes a varios escenarios. En el primero el equipo de Bobby responde a un posible ahogamiento, una mujer que es estrangulada por su serpiente mascota, un nacimiento que se convierte en un caso criminal, un accidente automovilístico y una intrusión en un hogar. No resuelven asesinatos ni misterios médicos, y algunas veces no conseguiremos saber como acaba cada caso porque el equipo protagonista tampoco llega a saberlo. No pueden seguir a una víctima al hospital, porque tienen que ir a ayudar a otra persona.

Este ritmo implacable es un poco abrumador, pero crea una ola acelerada que nunca se detiene. La acción sin escalas de 9-1-1 sirve como  antídoto contra el melodrama jabonoso que Murphy emplea en otros lugares.

 

 


Comentarios

Suscríbete al blog por correo electrónico

To Top