Noticias Estados Unidos - 29 marzo, 2017

Netflix solicita una temporada 2 de la serie ‘Santa Clarita Diet’

Santa Clarita Diet temporada 2

Netflix ha renovado la serie ‘Santa Clarita Diet‘ para una segunda temporada. La producción de la nueva entrega de la serie protagonizada por Drew Barrymore y Timothy Olyphant comenzará este verano.

Santa Clarita Diet‘ es la enésima incursión reciente en el mundo sanguinolento de los zombis hartos de carne humana. La novedad de esta producción es que la contaminación afecta a las afueras residenciales, el símbolo de la normalidad satisfecha y la expresión viviente de la comodidad duradera.

La serie de Netflix no es audaz pero puede seducir debido a su idea de partida o simplemente porque no tiene miedo de sí misma. Su creador, Victor Fresco, sabe hacer comedias y claros ejemplos de ello son las series Better Off Ted o Me llamo Earl y todas tienen un nexo común; la anormalidad es el centro de las tramas y lo que las define.


En ‘Santa Clarita Diet’ Joel (Timothy Olyphant) y su mujer Sheila (Drew Barrymore) son agentes inmobiliarios de estos barrios residenciales que encarnan la depre urbana de los Estados Unidos y tienen una hija adolescente llamada Abby (Liv Hewson). Venden casas espaciosas y funcionales, capaces de responder al deseo de integración lo mismo que a la necesidad de afirmación y de conformidad social.

Cuando Sheila, visitando una residencia en venta, comienza a sentirse mal y vomitar y de ahí a convertirse en una muerta viviente hay solo un paso…. Su transformación no es visible y eso es esencial para la supervivencia de esta pareja modelo. El único cambio concierne a la dieta de esta madre de familia: necesita carne fresca humana.

Sheila va a poder contar con la comprensión y el apoyo de su marido, y la complicidad de su hija que ve en este acontecimiento inesperado un medio de acabar con una latosa existencia.

Es en esta nueva realidad donde reside el humor de ‘Santa Clarita Diet‘. La connivencia con el espectador es grande, aunque le falte mucha variedad para hacerla más digerible. Y eso no quita a que seamos testigos de una fuerte crítica subyacente a las primeras películas de zombis: la naturaleza despiadada y destructora de una sociedad fundada sobre el consumo compulsivo.

 


Noticias relacionadas

Comentarios

Suscríbete al blog por correo electrónico

To Top