Noticias Estados Unidos - 4 abril, 2017

Arranca la quinta temporada de ‘Prison Break’ en Fox

Prison Break

La quinta temporada de Prison Break estará compuesta por nueve capítulos que estrena hoy 4 de abril el canal americano Fox. La inmortalidad no suele ser un problema urgente en el mundo real, donde la muerte tiende a ser a la vez inevitable y permanente. Pero en la televisión, cada vez más, la muerte se ha reducido a nada más que un inconveniente temporal.

En un movimiento especialmente generoso (o perverso), Fox nos da la opción no sólo de volver a ver una serie muerta o un personaje muerto, sino a ambos a la vez.

Hoy martes, después de una ausencia de siete años, regresa Prison Break, protagonizada una vez más por Wentworth Miller como Michael Scofield. En lugar de ignorar la muerte de Michael, los guionistas han incorporado valientemente (aunque tal vez imprudentemente) este hecho a su nueva trama. El ‘cómo’ del asunto lo pasan por alto: sólo Michael hace lo que hace Michael.


El protagonista de Prison Break, después de todo, dejó a su esposa, hijo y hermano tristemente afligido Lincoln (Dominic Purcell) atrás sin decirles una palabra. Pero aún así acudirán al rescate nada más enterarse de que sigue vivo en una prisión en Yemen. Los espectadores necesitamos alguna explicación ‘simpática’ de su comportamiento, pero parece que no la obtendremos.

Y todo comenzará de nuevo. Michael en prisión con otro plan para salir, ayudado por Lincoln, C-Note (Rockmond Dunbar) y unos amigos. Y, por supuesto, otro tatuaje ridículamente ligado a otro plan ridículamente complejo.

Todo esto podría ser divertido si fuese nuevo para nosotros y no una repetición de lo que ya disfrutamos tanto. Pero todo el mundo actúa como si fuera normal. Y esa trama incluye personajes que se comportan de maneras que desafían toda lógica.

La coherencia y el respeto a la realidad, por supuesto, nunca fueron los puntos fuertes de Prison Break  y la hemos adorado igual, lo que hace que uno se pregunte si es realmente una serie que se deba situar en Yemen, un país que sufre una guerra civil atroz. Era innecesario. Por desgracia, la prisión es solo un feo estereotipo de Oriente Medio y en un momento en que los musulmanes estadounidenses se ven muy amenazados no es para tomárselo a risa ya que los aspirantes a refugiados de Yemen se arriesgan a perder su ruta de escape a América.

Todo esto hace que tenga un sentimiento… complicado de digerir. Por un lado me alegro de volver a ver a un viejo amigo y por otro… desearía verlo en mejores circunstancias.

 

Noticias relacionadas

Comentarios

Suscríbete al blog por correo electrónico

To Top