La serie islandesa ‘Atrapados’ (Trapped) llega a Movistar+ en diciembre
- Series de television Pizquita.com

Serie de televisión Trapped

La serie islandesa ‘Atrapados’ (‘Trapped’), dirigida por Baltasar Kormákur, llegará a Movistar+ el próximo miércoles 7 de diciembre a las 22:35 horas en Movistar Series Xtra. La serie se preestrena el sábado 15 de octubre durante el Festival de Días Nórdicos en el Espacio Fundación Telefónica (c/Fuencarral, 3. 19:00h).

El capítulo se proyectará en versión original (islandés e inglés) con subtítulos en castellano. Entrada libre con invitación hasta completar aforo. Podéis descargar vuestra invitación aquí

‘Atrapados’ (en islandés ‘Ófærð’) es una serie producida en 2015 y dirigida por Baltasar Kormákur (director de ‘Everest’, ‘Contraband’, ’101 Reikiavik’) que consta de diez capítulos en su primera temporada, realizada por RVK Studios. Enmarcada en el denominado nordic noir, esta serie se diferencia de sus vecinas escandinavas por méritos propios: exhibe una belleza tan intensa como claustrofóbica; una tierra de volcanes viva y peligrosa, en la que la situación económica añade un telón de fondo inquietante y volátil al espacio natural.

Andri Olafssun es el jefe de policía de Seyðisfjörður, un remoto pueblo en el extremo este de Islandia, donde aún se sienten los efectos del derrumbe financiero del país en 2008. Su trabajo carece de interés: multas de tráfico y poco más. En casa, las cosas no son mucho mejores: su esposa lo ha abandonado y se ha ido a la capital, situación que Andri no ha asumido (aún lleva el anillo de matrimonio y se resiste a vender la casa). Quizás la inminente visita de ella, con su nueva pareja, sea el estímulo necesario. Además, planea llevarse a sus dos hijas consigo.

Entonces, un pesquero captura en sus redes un torso humano congelado. Para Andri, resulta evidente que solo puede provenir del ferry danés anclado frente al puerto. Pero el capitán del barco pone todas las trabas posibles. Andri averigua que en el ferry viajan también un traficante de personas lituano y un vecino del pueblo –Hjörtur–, de quien se sospecha fue responsable de la muerte de su novia en un incendio en la fábrica de pescado años atrás.

La llegada de una fuerte tormenta obliga a cerrar carreteras, puerto y aeropuerto. La esposa de Andri logra llegar al pueblo, pero los detectives que iban a hacerse cargo de la investigación quedan en Reikiavik. Nadie puede entrar ni salir: Seyðisfjörður está aislado. Y, en él, sus habitantes con un asesino.

Los motivos para ver esta serie

Una buena historia es una buena historia. En ‘Atrapados’, se mezclan asesinatos, el tráfico de personas, la corrupción policial y los malos tratos en un remoto pueblo islandés. Aunque en el fondo, lo que el espectador quiere ver es el drama humano: qué les pasa a los personajes.

Por su atmósfera claustrofóbica. Hay algo poético y amenazador en este paisaje tan hermoso como traicionero. La serie participa tanto del thriller como del relato de terror. De hecho, nos hace recordar a ‘La cosa’ o ‘Alien’, películas cuyos personajes también están encerrados por circunstancias propias del lugar, literalmente atrapados frente al peligro, no solo enfrentándose a un asesino, sino a la misma la naturaleza, más peligrosa e impredecible. Además, aquí, la más moderna tecnología acaba sirviendo de poco: con el bloqueo de los transportes (tanto de entrada como de salida), constantes cortes de electricidad o de las líneas telefónicas.

Esta atmósfera se logra también por un cuidado tratamiento visual que comienza con la cabecera donde las imágenes de paisajes helados y las de piel humana se confunden de forma inquietante.

El comportamiento de los personajes sigue también las pautas de un lugar pequeño y aislado. Los diálogos son breves, a veces con respuestas monosilábicas, una simple mirada o arqueando las cejas (que es como se comunican habitualmente Andri y su ayudante Hinrika). Y es que cuando ves cada día varias veces al mismo grupo reducido de personas, hablar se convierte en un acto superfluo.

Porque es exótica. Pocas ficciones islandesas han traspasado fronteras. Y ésta lo hace por méritos propios. La belleza que exhibe esta serie es distinta a la escandinava: más grandiosa, con valles glaciales que parecen excavados por gigantes, fiordos de hielo. Una belleza tan intensa como claustrofóbica, una tierra de volcanes viva y peligrosa, en la que la situación económica añade un telón de fondo inquietante y volátil al espacio natural. Nórdica y claramente distinta.

Porque es un éxito internacional. Logró capturar a cinco millones de seguidores en su estreno francés en France2, después de que su presentación del pasado otoño en el Festival de Toronto ya concitara una atención unánime. En Reino Unido, el pase del último episodio en BBC Four, reunió a más de un millón de espectadores.

Por los nombres. A destacar, el actor protagonista, Ólafur Darri Ólafson, que lleva el peso de la trama y logra una interpretación memorable. Un verdadero “oso” que en Reino Unido pasó a ser considerado todo un sex symbol con la emisión de esta serie. Y, por supuesto, el creador y director de la serie, Baltasar Kormákur.










Noticias relacionadas




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR