Noticias España - 31 marzo, 2017

‘La Casa de Papel’: personajes de la nueva serie de Antena 3

La Casa de Papel personajes

La serie ‘La casa de papel’, actualmente en fase de rodaje, se estrenará próximamente en Antena 3. El elenco está encabezado por intérpretes como Úrsula Corberó, Itziar Ituño, Álvaro Morte, Paco Tous, Pedro Alonso, Alba Flores, Miguel Herrán, Jaime Lorente, Esther Acebo, Enrique Arce, María Pedraza, Darko Peric, Fran Morcillo o Kity Manver.

La serie, con final cerrado, estará dirigida por Jesús Colmenar, Álex Rodrigo (‘Vis a Vis’), Alejandro Bazzano y Miguel Ángel Vivas (‘Mar de plástico’). Migue Amoedo (‘Vis a Vis’) se encargará de la dirección de fotografía; mientras que el guion correrá a cargo de Alex Pina, Esther Martínez Lobato, David Barrocal, Pablo Roa, Fernando San Cristóbal, Javier Gómez Santander y Alberto Sierra.

LOS LADRONES


Álvaro Morte es El Profesor

Úrsula Corberó es Tokio

Pedro Alonso es Berlín

Alba Flores es Nairobi

Miguel Herrán es Río

Paco Tous es Moscú

Jaime Lorente es Denver

Darko Peric es Helsinki

Roberto García es Oslo

REHENES Y POLICÍAS

Itziar Ituño es Raquel (inspectora)

Enrique Arce es Arturo (rehén)

Esther Acebo es Mónica (rehén)

María Pedraza es Alison (rehén)

Fran Morcillo es Pablo (rehén)

OTROS

Kity Mánver

Adelfa Calvo

¿Quién es quién en La Casa de Papel?

Los ladrones

El profesor (Álvaro Morte)

Treintañero. Barba, gafas de pasta… El cerebro de la operación. Un hombre que nadie asociaría a priori a ningún plan criminal.

Dialogante, de fina ironía y autodidacta, es la antítesis de cualquiera de los individuos que integran su banda. De inteligencia superior, ha planeado durante años hasta el mínimo detalle de la operación. Parece saberlo todo, anticiparse a todo desde su puesto de observación en el exterior. No obstante, no contaba con establecer un vínculo tan fuerte con la negociadora policial (Raquel), una mujer que le va a marcar.

Tokio (Úrsula Corberó)

Dura, impulsiva, con una aparente falta de empatía (aunque esto sólo sea una pose). Su vida siempre fue un balancín.

Tokio ingresó en el mundo del crimen con 14 años siguiendo los pasos de su novio, de 28. Desde entonces ha alternado periodos de normalidad, con su empleo convencional, con otros ligados a todo tipo de atracos. Eso sí, cada vez más audaces.

En uno de ellos, el asalto a una furgoneta de Prosegur, se vio envuelta en un tiroteo con el resultado de tres muertos, uno de ellos su novio. En búsqueda y captura desde entonces.

Berlín (Pedro Alonso)

Es el jefe al mando en el interior de la Fábrica de Moneda. Ladrón de guante blanco especializado en el robo de joyas. Ingresó en el mundo del crimen para mantener el altísimo nivel de vida al que estaba acostumbrado desde la cuna.

Es un hombre que sabe tener modales finos, que se cree superior al resto de la banda, a quienes desprecia íntimamente. Pero también sabe ser brutal y directo cuando conviene. Su talón de Aquiles son las mujeres, y esta será la circunstancia que ponga en riesgo su liderazgo.

Moscú (Paco Tous)

Minero. La silicosis y el asma lo alejaron de la mina y terminó en una cerrajería. Es capaz de hacer cualquier cosa con metal y, por supuesto, abre cualquier cerradura. Esa habilidad y una etapa de precariedad económica le llevaron al crimen. En los últimos años ha sido condenado por atracos, estafa, robo de varias joyerías y su gran especialidad: Agujerear cajas acorazadas. Su debilidad es su hijo (Denver), cabeza loca del que nunca ha hecho carrera, y con el que ahora comparte misión y banda en la Fábrica de Moneda.

Denver (Jaime Lorente)

Hijo de Moscú. Macarra de extrarradio, un poco corto de miras e impulsivo. Alternó su juventud entre los botellones del parking del Caprabo y las barracas de la feria. Coqueteó con todas las drogas posibles y quizás por tal abuso, hay una conexión en su cerebro que salta a “modo irascible” sin motivo alguno. Genera tensión por donde pasa, y es mejor no tratar en exceso con él. Su padre es su único anclaje con la humanidad y los sentimientos. Haría cualquier cosa por él.

Río (Miguel Herrán)

Una infancia programando y hackeando. Una adolescencia con la mirada en la Red. Esa capacidad y esos conocimientos le hicieron jefe técnico de una empresa de seguridad siendo aún muy joven. En lo personal, todo ese saber no vino acompañado de un grado de madurez equiparable.

Así, pronto se vio metido en hackeos y roturas de sistemas de seguridad que poco tenían de juego. Terminó en búsqueda y captura por la Interpol, situación de la que le rescató El Profesor. Es el maestro tecnológico del grupo.

Nairobi (Alba Flores)

Una joven con una dura infancia que tuvo que ganarse la vida realizando falsificaciones. Embarazada y abandonada por un novio que tuvo en la adolescencia, no vio otra opción que el delito para salir adelante. Su faceta “creativa” le vino muy bien, y pronto era una cotizada falsificadora de todo tipo de cosas, siempre que tuvieran valor material. Tras pasar por prisión, perdió la custodia del pequeño. Con este golpe aspira a recuperarlo y retirarse con él a un lugar tranquilo.

Helsinki y Oslo (Darko Peric y Roberto García)

Serbios. Son la fuerza bruta del grupo. Poco se sabe de ellos, más allá del evidente pasado de violencia y dureza que han vivido; y la poca inclinación al diálogo y a hacerse preguntas ante las dificultades que muestran en el presente. Son los soldados de choque perfectos en el plan de El Profesor.

Los policías

Inspectora Murillo (Itziar Ituño)

La inspectora, responsable policial del secuestro. A la Inspectora Raquel Murillo este asunto le viene en el peor momento. El secuestro con rehenes que tiene que negociar le cae en la fiesta infantil de su niña Paula, 7 años.

Con una tensión creciente en su vida por la gestión imposible de una custodia arrebatada a su ex marido. No obstante, y casi para su sorpresa, la burbuja en la que está a punto de ingresar, 24 horas al día durante once días, le da mucho más de lo que le quita.

Angel (Fernando Soto)

Subinspector. A pesar de llevar mñas de 20 años años en el cuerpo, Ángel no recuerda ni una sola ocasión en la que se haya sentido tan intimidado como el día en el que conoció a Raquel. Era un caso delicado, un loco encaramado a un puente que amenazaba con suicidarse. Pero Raquel logró convencerle en un tiempo récord. Todo el equipo de negociadores quedó impresionado con la nueva compañera venida desde el País Vasco, pero Ángel no sólo sintió admiración, si no también miedo, su nueva compañera, con su profesionalidad y su belleza, acababa de dispararle directamente al corazón.

Coronel Prieto (Juan Fernández)

El Coronel Prieto es el representante del CNI en la carpa de la policía, su objetivo principal es liberar a Alison Parker lo antes posible para evitar que el secuestro se convierta en un incidente internacional. Pero la tarea no va a ser fácil, en primer lugar porque se niega a compartir cierta información que posee sobre lo que está ocurriendo dentro, información delicada para el Ministerio del Interior. Y en segundo lugar porque su relación con Raquel, la inspectora al frente de la negociación, nunca ha sido especialmente fluida.

Los rehenes

Mónica (Esther Acebo)

Mónica Gaztambide es de esas mujeres que se fija siempre en el hombre equivocado en el peor momento posible. Tras varios fracasos en la oposiciones a funcionario de alto rango, Mónica logró aprobar el examen que le permitía ejercer como secretaria del Director de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, a la sazón, Arturo, el hombre que le trae por la calle de la amargura. Casado y con tres hijos, lleva tiempo, desde que se liaron prácticamente, dándole largas y beneficiándose de la situación.

Arturo (Enrique Arce)

Se considera un buen jefe, un buen esposo, un buen padre y, sobre todo, un excelente amante. Dirige la fábrica con solvencia y siempre se muestra atento con todos sus empleados. Pero cuando el atraco comienza, el jefe no tarda en revelar su verdadera cara, la de un hombrecillo asustado y egoísta dispuesto a hacer lo que sea por sobrevivir. Muchas veces su comportamiento recuerda al de una rata intentando abandonar un barco que naufraga; otras sólo se trata de un hombre herido, hundido por la pena que siente el infiel, lleno de amor e incapaz de dejar a ninguna de sus mujeres.

Alison Parker (María Pedraza)

Hija del embajador británico, es una adolescente tímida, empollona y sobreprotegida. Un corderito perdido en mitad de una selva llena de hormonas, sin amigas y con una autoestima por los suelos. Cuando Pablo, capitán del equipo de atletismo y el chico más guapo de su curso, se le declara en el autobús de camino a una excursión a la Fábrica de Moneda, Alison no se lo piensa ni dos veces. Los acontecimientos pronto se van a torcer para ese amor incipiente.

Pablo (Fran Morcillo)

17 años, estudiante del Liceo inglés. El chico guapo, chulito de la clase del que están todas las chicas enamoradas. Le sobre seguridad en sí mismo y le gusta ser el centro de atención. Comenzará una relación con Alison el mismo día que van de excursión con el colegio a la Fábrica de Moneda. Nunca imaginará cómo acabará la cosa.

Mercedes (Anna Gras)

Después de varias prácticas en distintos institutos públicos de la ciudad y tras casi un año en paro, Mercedes logró el trabajo de sus sueños: maestra y tutora de primero de bachillerato del Brighton College de Madrid. Con esa ilusión prepara la primera salida con el grupo: la Fábrica de la Moneda, sin saber lo que se les venía encima. Ahora que están encerrados, la profesora se siente responsable de todos sus alumnos con una devoción casi maternal, y se esfuerza al máximo para conseguir que lleven el atraco de la mejor manera posible.

Un thriller trepidante con tintes de comedia negra y género policiaco

‘La Casa de Papel’ es la primera serie española cuyo eje argumental gira en torno al atraco perfecto a un banco; en este caso, no a un banco, sino nada menos que a la Fábrica de Moneda y Timbre. Un género muy comercial que se ha explotado de sobra en el cine y que en ‘La Casa de Papel’ se abordará desde una óptica muy particular contando con características propias diferenciales.

Un thriller policiaco con un atraco, un secuestro con rehenes, e incluso una historia de amor. Un golpe perfecto. Es una comedia ácida y negra… Es entretenimiento en estado puro. Y todo filtrado en positivo, con una mordaz y singular concepción de los diálogos, de las situaciones extremas y de la tensión. Una serie donde la línea roja que separa los buenos de los malos se va difuminando día a día…

 

“¿Cómo te suenan 2.400 millones de euros?”

Un enigmático personaje llamado El Profesor (Álvaro Morte) planea algo grande, único: llevar a cabo el mayor atraco de la historia. Para ello recluta una banda de ocho personas que reúnen un único requisito: ninguno tiene nada que perder. “¿Cómo te suenan 2.400 millones de euros?”, es lo que le plantea a Tokio (Úrsula Corberó), una joven experta en atracos que se encuentra en busca y captura por la policía.

Ella se unirá al grupo reclutado por El Profesor y conformado por: Berlín (Pedro Alonso), el cabecilla; Moscú (Paco Tous), el experto en perforaciones; Río (Miguel Herrán), el informático; Nairobi (Alba Flores), la falsificadora; Denver (Jaime Lorente), hijo de Moscú; Helsinki (Darko Peric) y Oslo (Roberto García Ruiz), la fuerza bruta.

Cinco meses de reclusión memorizando cada paso, cada detalle, cada probabilidad… y por fin, once días de encierro en la Fábrica de Moneda y Timbre, rodeados de los cuerpos de élite de la policía y con 67 rehenes en su poder para saber si saldrán vencedores de su apuesta suicida. Será todo o nada.
La Casa de Papel personajes 2

Un atraco sorprendente, una convivencia y personajes femeninos con mucho peso en La Casa de Papel

‘La Casa de Papel’ es más que un thriller sobre atraco perfecto a un gran banco. Tras este envoltorio el espectador se encontrará una historia cargada de ritmo, tensión, emoción y con una factura visual sobresaliente. Un golpe maestro ideado y perfeccionado durante años, planificado durante meses y ejecutado en pocos minutos para que el elegido grupo de ladrones que se adentra en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre a punta de pistola haga creer a la Policía que su plan ha fallado… y que los tienen asediados dentro del edificio sin otra salida que su rendición.

Once días de encierro con los 67 rehenes (entre empleados de la FMT y alumnos de un colegio que se encontraban de visita) y un operativo policial sin precedentes que mantendrá en jaque a todo el Gobierno. Un atraco de minuciosa planificación, cuyos ejecutores necesitan un mínimo de días para poder llevarlo a cabo. Por esta razón es por lo que en el propio transcurso del tiempo está la clave de su éxito. ¿Quién puede estar detrás de esta descabellada idea?

Una convivencia entre ladrones y rehenes: 47 adultos, 28 adolescentes… que dará lugar a un sinfín de posibles relaciones de amor/odio/celos/ ternura y dolor… y una partida de ajedrez: la que mantendrá El Profesor con Raquel (Itziar Ituño), la oficial de Policía encargada de las negociaciones con los atracadores. La historia, que contiene todos los ingredientes de su género, se enriquece con elementos diferenciales, con personajes femeninos de mucho peso en el desarrollo de los acontecimientos y en el enfoque de la narración.

Noticias relacionadas

Comentarios

Suscríbete al blog por correo electrónico

To Top