Entrevista a Jon Plazaola, protagonista de ‘Allí Abajo’
- Series de television Pizquita.com

Serie de televisión Allí abajo

Jon Plazaola, protagonista de Allí abajo repasa, en esta entrevista, el final de la segunda temporada de la serie, con la caótica boda que vive su personaje. Confiesa que formar parte de este proyecto le ha hecho crecer como actor y le hace feliz.

Está más que satisfecho con la renovación de ‘Allí abajo’ por una tercera temporada y también nos cuenta su nuevo proyecto con Atresmedia, la película ‘Villaviciosa del al lado’ que se encuentra rodando en estos momentos.

  • “Creo que a Iñaki le va tirando el sur cada vez más”
  • “La renovación es un síntoma de que las cosas se están haciendo bien”
  • “Rodar la boda en Córdoba ha sido un regalo, la guinda para finalizar la temporada”
  • “Es gratificante ver cómo la gente se acerca de forma tan amable a mí y puedo corresponderles con un gesto tan sencillo como sacarme una foto”
  • “El rodaje de ‘Villaviciosa de al lado’ está siendo increíble; tenemos un elenco brutal y un equipo técnico envidiable”
  • “Amo la comedia como pocas cosas en el mundo, pero me gusta probar de todo; me encantaría hacer un malo, con debates vitales muy fuertes”
  • “Trabajar en ‘Allí abajo’ ha sido un cambio radical; me hace feliz”
¿Satisfecho con la renovación de la serie por una tercera temporada?

Por supuesto. Sobre todo porque es un síntoma inequívoco de que se están haciendo las cosas bien, la recompensa al trabajo bien realizado. Nos sentimos arropados por nuestros espectadores, la productora y la cadena; una tercera temporada nos da la oportunidad de seguir contando nuestra historia, seguir disfrutando de ella y creciendo con ella.

¿Qué te gustaría que le pasara a Iñaki en la próxima temporada?

Lo que más me gusta de Iñaki es que, esté como esté, esté con quien esté, tiene la habilidad innata de liarla parda. Ha tenido que hacer mil piruetas estas dos temporadas y lo que quiero es que tenga que hacer miles más siempre que sea para conseguir lo que desea.

De momento, lo que le pasa es que se casa…. ¿lo de su boda con Carmen es algo precipitado o es lógico en una relación como la suya?

Conozco a gente que ha tardado menos tiempo en conocerse y casarse que Carmen e Iñaki [Risas]. Esto es ficción y las cosas se precipitan, separamos la paja y vamos directos al grano saltándonos mil cositas en el camino. Carmen e Iñaki son dos personas que se quieren, que se conocen y que son cómplices. Si han decidido dar el paso es que lo tenían claro.

Desde que Iñaki desembarcó en Sevilla, pocas cosas en su vida han sido “normales”. ¿La boda seguirá los cánones de una boda normal o también se vivirán momentos surrealistas?

Te respondes con tu propia pregunta. Si desde que Iñaki ha llegado a Sevilla nada ha sido normal, no veo motivo para que su boda lo sea [Ríe]

Si Iñaki tuviera que elegir, ¿sería más de cuadrilla -con sus amigos del norte- o de pareja, con Carmen? ¿Dirías que a Iñaki ya le tira más el sur?

Es el eterno debate que se plantea, por lo menos aquí. Cuando alguien de la kuadrilla encuentra el amor… ¿deja el nido para irse con su pareja o intenta introducir a la pareja en ese mundo de mus y txikitos? Yo creo que se pueden combinar, siempre hay tiempo para todo.

Por otra parte, sí: creo que a Iñaki le va tirando el sur cada vez más. Ha encontrado al amor de su vida, a muchos amigos y creo que está más que adaptado al modus vivendi sureño.

¿Cómo fue la experiencia de trasladar todo el rodaje a Córdoba desde Sevilla? Estuvisteis como dos semanas por allí…

Un regalo para finalizar la temporada. Nos encontramos con una ciudad volcada con nosotros, con unos espacios para grabar fabulosos y le pusimos una guinda estupenda a la temporada.

En el rodaje de la boda te tocó subirte al campanario, ¿Fue lo más complicado? ¿Te dan miedo las alturas?

Era un sitio que tenía un acceso bastante complicado, la verdad. Una escalera de caracol que se volvía cada vez más estrecha, sucia e inaccesible acabada en un pequeño ventanuco que daba acceso al campanario. Cada vez que subía y bajaba tenía que hacer ese tortuoso viaje. Y todo vestido de novio.

En cuanto al miedo… No, no me dan miedo las alturas y desde allí arriba pude disfrutar de una vista espectacular de la ciudad de Córdoba.

Personalmente, ¿tienes mal de alturas? Porque tu popularidad está despegando como un cohete…

No. Aunque tengo que admitir que mi vida ha cambiado radicalmente en ese sentido (salgo a la calle y la gente me conoce, me piden fotos, hago más entrevistas…), me lo tomo todo con mucha naturalidad y como consecuencia lógica de nuestro trabajo. Es más, es gratificante ver cómo la gente se acerca de forma tan amable a mí y puedo corresponderles con un gesto tan sencillo como sacarme una foto, por ejemplo.

Por otra parte, tengo muy claro cómo es nuestro mundillo. Sé de dónde vengo, sé que esto no es para siempre y que las cosas se van como vienen, de un momento para otro. Lo que tengo que hacer es seguir trabajando, seguir formándome y centrarme en eso para que sigan contando conmigo. Y sobre todo, seguir siendo persona.

Ahora también estás en otro proyecto de Atresmedia, la película ‘Villaviciosa de al lado’. ¿Cómo está yendo el rodaje?

Está siendo increíble, lo estamos pasando de miedo trabajando y creemos que estamos haciendo algo que puede estar muy bien. Tenemos un elenco brutal y un equipo técnico envidiable y la comunión de unos y otros está resultando genial. Hemos estado en Graus y en Alhama de Aragón. Pronto iremos a León y acabaremos la película en Madrid. Aún hay mucha tela que cortar hasta que se estrene en diciembre de este año pero hay mimbres que auguran algo bueno.

Tanto esta película como ‘Allí abajo’ son comedias, ¿te gustaría “dramatizarte” de cara a un futuro proyecto?

Hasta ahora he convivido con la comedia. Amo la comedia como pocas cosas en el mundo y además me siento como pez en el agua en ella. Me encanta.

Pero eso no quiere decir que no descarte “dramatizarme”. Es más, me encantaría. Hacer un malo, un personaje con debates vitales muy fuertes, cualquier cosa. Me gusta probar de todo y en esto no quiero ser una excepción.

¿Qué te ha aportado ‘Allí abajo’ a nivel profesional? ¿Y a nivel personal?

A nivel profesional ha sido un salto, un cambio radical. Estamos en un escaparate que es visto por tres millones y pico de personas cada semana con todo lo que ello representa. Trabajar a este nivel, con los equipos, los ritmos, los amigos que se encuentran es verdaderamente enriquecedor.

A nivel personal me está dando muchísimo. Me da un camino, me da una meta, una ilusión. Me hace feliz.










Noticias relacionadas

• ‘Allí Abajo’ cierra la segunda temporada con una media de más de 3 millones
• ‘Allí abajo’: Antena 3 estrena el último capítulo de la segunda temporada
• ‘Allí abajo’: Iñaki y Carmen se casan y celebran la renovación de la serie para una temporada 3
• ‘Allí abajo’: amor en el ambiente en el episodio 2.14
• ‘Allí abajo’: aparición de la madre de Carmen en el episodio 2.13
• ‘Allí abajo’: resacón en Sevilla en el episodio 2.12
• ‘Allí abajo’: un atraco y un desliz en el episodio 2.11
• ‘Allí abajo’: un cura vasco y cursos prematrimoniales en el episodio 2.10
• ‘Allí abajo’: Iñaki descubre el secreto de su madre en el episodio 2.09
• ‘Allí abajo’: una belleza rusa llamada Paulova en el episodio 2.08
• ‘Allí abajo’: Carmen e Iñaki deciden casarse en secreto en el episodio 2.07
• ‘Allí abajo’: petición de matrimonio en San Valentín en el episodio 2.06
• ‘Allí abajo’: una fiesta de disfraces y un viaje a África en el episodio 2.05
• ‘Allí abajo’: ataques de celos y mala leche en el episodio 2.04
• ‘Allí abajo’: Iñaki se va de caza en el episodio 2.03



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR